Pandemia provocó rezago educativo de dos años en alumnos: IMCO

Pandemia provocó rezago educativo de dos años en alumnos: IMCO

La pandemia de la Covid-19 en México provocó un rezago educativo en los alumnos que es equivalente a dos años menos de escolaridad, aseguró este jueves el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO). 

De acuerdo con un análisis realizado por el Instituto, antes de las emergencia sanitaria los mexicanos alcanzaban, en promedio, aprendizajes correspondientes a tercer grado de secundaria, pero hoy sus conocimientos equivalen a los de primero de secundaria. 

“El rezago educativo puede tener consecuencias trascendentales para los trabajadores y la competitividad del país”, expresó el IMCO. 

El documento apunta que las consecuencias del rezago educativo pueden afectar tanto al país como a los mexicanos de manera personal. 

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estima que le podría costar a México un monto acumulado de hasta 136% del PIB de 2019. 

“Esto implicaría que nuestro país dejaría de producir hasta 1.7% del PIB cada año o un monto similar al gasto total ejercido por la Secretaría de Educación Pública (SEP) en 2019″, precisó el organismo. 

Además, los trabajadores tendrán menor acceso a empleos “mejor pagados”, lo cual hará que el estudiante promedio pierda el 8% de su ingreso anual a futuro. Dicha cifra equivaldría a un mes de salario al año “por el resto de su vida productiva”. 

El análisis indicó que, alrededor de 628 mil jóvenes de entre seis y 17 años, interrumpieron sus estudios debido a la crisis económica derivada de la emergencia sanitaria. Esta disminución representa un retroceso de 13 años en el nivel de asistencia escolar. 

El IMCO puntualizó que, una vez que los estudiantes regresen a las clases presenciales, el principal objetivo de las autoridades educativas y del personal docente será “recuperar las habilidades de los jóvenes” a fin de evitar que el rezago sea permanente. 

Por ello, la organización sugirió que se deben generar y publicar datos sobre el abandono escolar, la pérdida de aprendizajes y el bienestar de los alumnos, así como diseñar e implementar acciones a nivel local para reincorporar a los estudiantes a la vida escolar.