El G7 acuerda un impuesto mundial para las grandes empresas

El G7 acuerda un impuesto mundial para las grandes empresas

La secretaria del Tesoro de Estados UnidosJanet Yellen, celebró este sábado el acuerdo el alcanzado en el seno del G7 para una reforma fiscal global, ya que da un “impulso tremendo” al objetivo de alcanzar un impuesto mínimo de sociedades del 15%, y lo calificó como un pacto “sin precedentes“.

El pacto, anunciado por el ministro británico de Economía, Rishi Sunak, se produjo en el marco de la reunión de las economías más desarrolladas del mundo que tiene lugar en Londres.

En un comunicado, Yellen destacó que el “relevante y sin precedentes compromiso” alcanzado por ministros del G7 “ofrece un impulso tremendo para alcanzar un impuesto mínimo global robusto de al menos el 15%”.

El gobierno del presidente de Estados UnidosJoe Biden, había sido uno de los principales defensores de la propuesta.

A juicio de Yellen, esta tasa mínima global “pondrá fin a la carrera hacia abajo” en los impuestos corporativos, y asegurar un trato “justo” para la clase media y los trabajadores en Estados Unidos y todo el mundo.

Asimismo, la secretaria del Tesoro estadounidense indicó que la medida ayudaría “a impulsar la economía, al ofrecer un campo de juego equilibrado para los negocios y animar a los países a competir sobre bases positivas, como la educación, la formación de la fuerza laboral y la inversión en investigación, desarrollo en infraestructura“.

G7 logra acuerdo para la era digital global

Después de casi diez años de intentos, el G7 -está compuesto por Estados UnidosReino UnidoAlemaniaFranciaCanadáItalia y Japón– llegaron a un acuerdo “histórico” para tributar a las grandes multinacionales en los territorios donde obtienen sus beneficios, además de acuerdo en una tasa fiscal de sociedades de al menos el 15 %, por debajo del 21 % que aspiraba EU.

El pacto alcanzado en Londres no es todavía efectivo porque aún tiene que ser abordado en la reunión del G20 -países desarrollados y emergentes- del próximo julio en Venecia.

Además, la definición de grandes compañías multinacionales aún tiene que ser acordada a nivel global. El objetivo del G7 es que las multinacionales paguen impuestos donde obtienen sus beneficios y no donde está su sede física.

“Estoy encantado de anunciar que hoy, después de años de discusiones, los ministros de Finanzas del G7 han alcanzado un acuerdo histórico para reformar el sistema fiscal global”, dijo Sunak en una declaración colgada en su cuenta de Twitter.

El pacto está pensado para adaptarlo a la “era digital global” y “asegurar que es justo, de modo que las compañías correctas (por los gigantes tecnológicos) pagan el impuesto adecuado en el lugar correcto”, agregó.

Con información de EFE