Joe Biden y Vladimir Putin se reúnen en Ginebra ante tensiones diplomáticas

Joe Biden y Vladimir Putin se reúnen en Ginebra ante tensiones diplomáticas

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el de Rusia, Vladimir Putin, celebran este miércoles una esperada reunión en Ginebra, Suiza, en un momento con mucho en juego a nivel diplomático y en el que, según ambos, la relación entre sus países en está su punto más bajo.

“Les deseo un diálogo fructífero que sea bueno para sus países y para el mundo”, dijo Guy Parmelin, presidente de Suiza previo al encuentro.

El avión del jefe del Kremlin aterrizó las 12.29 hora local (10.29 GMT) en el aeropuerto de Cointrin, desde donde él y su comitiva se dirigieron a la Villa La Grange, la sede de las negociaciones ruso-estadounidenses.

Parmelin lo saludó sobre una alfombra roja en la entrada de la villa, flanqueada en ambos lados por las banderas de Rusia, EEUU y de Suiza y macetas de flores.

El vocero de Putin, Dmitry Peskov, advirtió horas antes de la cumbre que ésta “no será fácil” y que es probable que no arroje avances. Los asuntos contemplados en su amplia agenda “son en su mayoría problemáticos”.

“Tenemos muchas cuestiones que hemos dejado de lado durante mucho tiempo y que debemos analizar. Es por eso que el presidente Putin viene con una actitud de plantear preguntas de forma sincera y constructiva y tratar de hallar soluciones”, apuntó Peskov.

El mandatario estadounidense, Joe Biden, llegó ayer martes a Ginebra para la sesión.

Este encuentro sucede luego de que Biden realizó su primera gira internacional como presidente de Estados Unidos, en la cual visitó Reino Unido para participar en la cumbre del G7.

El mandatario estadounidense también viajó a Bruselas con motivo de la reunión entre los países integrantes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), en la que algunos líderes internacionales le felicitaron por su intención de charlar con el presidente ruso.

Los lazos entre Rusia y Estados Unidos se vieron dañados por diversos factores entre los que destacan: la anexión de la península de Crimea de Ucrania en 2014 por parte de Moscú, las acusaciones de interferencia rusa en las elecciones, así como por los ciberataques que, según los funcionarios estadounidenses, tenían orígenes rusos.

En marzo pasado, durante una entrevista para ABC News, Biden respondió afirmativamente cuando fue cuestionado si pensaba que Putin era “un asesino”.

Tras sus declaraciones, Peskov dijo que el comentario de Biden demostró que “definitivamente no quiere mejorar las relaciones” con Rusia y que las relaciones entre los países eran “muy malas”.

El gobierno de Biden también criticó a Rusia por el arresto y encarcelamiento del líder de la oposición Alexei Navalny, además de reconocer reconocido públicamente que tiene una confianza en que los agentes rusos estaban ofreciendo recompensas a los talibanes para atacar a las tropas estadounidenses en Afganistán.

Durante su campaña para la Casa Blanca, el mandatario de EU describió a Rusia como la “mayor amenaza” para la seguridad y las alianzas de Estados Unidos, y menospreció a su predecesor, Donald Trump, por su acogedora relación con Putin.

Con información de AP y EFE.