China da otro paso para ser gran potencia espacial con una misión histórica

China da otro paso para ser gran potencia espacial con una misión histórica

Tres astronautas chinos volaron este jueves hacia una estación espacial inacabada en la primera misión tripulada de China desde 2016, ampliando la creciente presencia del país en cerca de la Tierra y desafiando el liderazgo de Estados Unidos en el espacio orbital.

Los astronautas viajaron a Tianhe —el módulo que será la vivienda de la estación espacial de China— en la Shenzhou-12, o “Nave Divina”. La tripulación vivirá en Tianhe durante tres meses, la estancia más larga en órbita terrestre baja de ciudadanos chinos.

La estación espacial china, cuya finalización está prevista para finales de 2022, será la única alternativa a la Estación Espacial Internacional (ISS), una base de dos décadas de antigüedad dirigida por Estados Unidos, que podría retirarse en 2024

Si la ISS —apoyada principalmente por Estados Unidos, Rusia, Japón, Europa y Canadá— se retira, China sería el operador de la única estación espacial activa. Ello le otorgaría un mayor poder a la hora de elaborar futuras normas y reglamentos para el espacio cercano a la Tierra, que ya está repleto de satélites chinos.

“En esta etapa actual, no hemos considerado la participación de astronautas internacionales, pero su participación futura estará garantizada”, dijo Zhou Jianping, responsable del diseño del programa espacial tripulado de China.

“Soy consciente de que muchos países han expresado su deseo en este sentido”, dijo Zhou a los periodistas extranjeros en el lugar de lanzamiento de Shenzhou, en la provincia noroccidental de Gansu.

La Shenzhou-12 es la tercera de las 11 misiones —cuatro de ellas con tripulación— necesarias para completar la primera estación espacial de China. La construcción comenzó en abril con el lanzamiento de Tianhe, un módulo cilíndrico ligeramente mayor que un autobús urbano.

Los astronautas de Shenzhou-12 —Nie Haisheng, de 56 años, Liu Boming, de 54, y Tang Hongbo, de 45—, probarán las tecnologías de Tianhe, incluido su sistema de soporte vital. También se les controlará para ver cómo se comportan en el espacio física y psicológicamente. La próxima misión a la estación espacial durará seis meses

China, a la que las leyes estadounidenses impiden trabajar con la NASA y, por extensión, en la ISS, ha pasado la última década desarrollando tecnologías para construir su propia estación espacial, además de planear misiones a la Luna, Marte y otros planetas.

China tiene previsto permitir que los astronautas de Hong Kong se unan a futuras misiones, según dijo Zhou.

PRIMER TESTIGO

“Este será el primer vuelo con tripulación en la fase (de construcción) de la estación espacial, y tengo la suerte de poder tener el ‘primer testigo’”, dijo Nie a los periodistas un día antes del lanzamiento.

El veterano astronauta, aclamado por su equipo como un baluarte de la estabilidad, ejerce un papel de maestro que desafía constantemente a los demás con preguntas difíciles.

“Mientras le tengamos en nuestros corazones, no tenemos nada que temer”, dijo previamente a los medios estatales su compañera astronauta Wang Yaping, que forma parte del equipo de apoyo de la Shenzhou-12.

“En nuestra tripulación, el hermano mayor Nie es como la aguja que calma el mar”, dijo.

Liu Boming, al igual que Nie, perteneció a la primera hornada de astronautas seleccionados en la década de 1990 para el programa espacial chino.

Conocido por su intelecto, sus colegas suelen dirigirse a Liu como “el pequeño Zhuge”, en referencia a un legendario estratega militar que vivió en China hace dos milenios.

En la misión Shenzhou-7 de 2008, Liu utilizó una palanca para abrir la escotilla cuando ésta se negaba a abrirse.

Tang Hongbo, un expiloto de las fuerzas aéreas de 45 años, perteneció a una hornada posterior de astronautas y se entrenó durante más de una década antes de ser seleccionado para su primer vuelo espacial en Shenzhou-12.

“He esperado 11 años, y por fin estoy preparado, y puedo aportar mi fortaleza”, dijo Tang a los periodistas el miércoles.

Desde 2003, China ha lanzado seis misiones con tripulación y ha enviado a 11 astronautas al espacio, incluido Zhai Zhigang, que realizó el primer paseo espacial de China en la misión Shenzhou de 2008.