La tortilla sube, la esperanza se acaba, el pueblo sufre

La tortilla sube, la esperanza se acaba, el pueblo sufre

Nos muestra un breve adelanto de una crisis venidera y que pese a las medidas coercitivas saldrá a la luz, el hambre, la crisis alimentaria.

Manuel Pérez

“La tortilla incrementará su precio en un 10% debido al incremento de insumos como harina, electricidad, gas y combustible”, así lo aseguró el Ing. Rafael Montalvo, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Producción de Masa y Tortilla (CNIPMT), quien a su vez aseguró que los más afectados serán los pobres.

Lo anterior se dio durante una entrevista entre el periodista Carlos Loret de Mola y el dirigente de la CNIPMT quien a su vez ha señalado que en varios estados de la Republica ha incrementado el precio de la tortilla debido al incremento en el precio de insumos como la harina. “Desde el inicio de la semana anunciaron que MINSA subiría el precio de sus toneladas de harina en 2,000  y MASECA  en $1,500, lo que corresponde a un incremento de 10% respecto al precio actual

“El incremento de nuestro insumo hace inevitable que nosotros lo traslademos al precio de la tortilla, cabe destacar que el precio de las harinas no es el único incremento que estamos teniendo, pues ha incrementado el precio de la electricidad, del gas. Es una situación desesperante para la industria de la masa y la tortilla porque nuestras ventas se caen, la gente que más compra tortilla es la que menos dinero tiene, la que menos puede comprarlas, y si la subimos dejamos de vender”.

Actualmente el precio promedio de la tortilla $17, pero hay lugares donde el precio ronda hasta en los $27. “Se nos negó la compra directa del maíz en la SEGALMEX, y hemos denunciado que hay maíz pudriéndose en las oficinas de SEGALMEX,  y se nos negó la posibilidad de comprar ese maíz, la dependencia se ha negado ha vendernos maíz alegando problemas reglamentarios, pero lo real es que no es el caso, y en medio de esta pandemia, el organismo de la Seguridad Alimentaria no está respetando su objetivo siendo la tortilla uno de los principales alimentos de los mexicanos, y estando como estamos, atravesando una crisis alimentaria”.

Sorprende, por otro lado que el titular de la SADER declare con tanta confianza que México nunca presentó un déficit alimentario e incluso registró un crecimiento de alrededor del 2% en este sector. ¿No se enteró el señor Víctor Villalobos Arámbula del episodio de manifestaciones que se dio el año pasado en medio del enclaustramiento por la pandemia del coronavirus?

Aun si la estabilidad alimentaria fuera una realidad en el país, algo que sí preocupa es la sequía, que de manera histórica ha afectado al 75% del territorio nacional y que a pesar de las lluvias de la temporada, en el norte del país se continúa con las afectaciones. Esta fuerte sequía ha puesto de manifiesto la problemática que existe en torno al cuidado del agua y los efectos del calentamiento global en el país.

Las respuestas y posiciones de la SEGALMEX, SADER, y PROFECO quienes han amenazado a algunos de los comerciantes de la tortilla con la intención de mantener el precio actual, a riesgo de hacer quebrar los negocios como sucedió en Chimalhuacán, nos muestra un breve adelanto de una crisis venidera y que pese a las medidas coercitivas saldrá a la luz, el hambre, la crisis alimentaria. Ya lo decía Miguel Hernández, “Tened presente el hambre”.