Gobierno de Chimalhuacán exige a Morena cese campaña de desestabilización

Gobierno de Chimalhuacán exige a Morena cese campaña de desestabilización

A la población de Chimalhuacán:

Luego de los diferentes acontecimientos ocurridos en el municipio, los cuales dañan la paz social e integridad física de los vecinos de Chimalhuacán, el gobierno local lamenta estos ataques y reprueba la política de desestabilización que viene orquestando el partido político Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) contra el Ayuntamiento y organizaciones sociales.

El pasado miércoles 23 de junio la policía municipal de Chicoloapan informó de una riña entre trabajadores de empresas de Gas LP (Combugas, gasomatico, gas energía, gas regio) pertenecientes al municipio de Texcoco. Los hechos violentos se registraron en la calle Camino Viejo a Chimalhuacán y Hacienda Piedras Negras, en la colonia El Vergel, en el municipio vecino de Chicoloapan. Esta disputa se originó en un predio de 8,000 metros cuadrados donde presuntamente se construye una gasera a cargo del Ing. Jesús Cervantes Cruz, quien apoyado por un grupo de aproximadamente 30 personas de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) se enfrentaron a un grupo de más de 100 personas de la Confederación de Trabajadores México (CTM) y del Sindicato de Trabajadores de la República ASTRAC Sección 149, estos últimos, con lujo de violencia arremetieron y retiraron del lugar al grupo de agremiados a la CROC.

Como resultado de las agresiones tres personas resultaron lesionadas de gravedad, así como dos vehículos tipo pipa que resultaron con severos daños. Además, el grupo conformado por miembros de la CTM y ASTRAC se apoderaron violentamente del predio y ahora se ostentan como los encargados de dicha construcción.

Minutos después de los lamentables sucesos, el mismo grupo de la CTM y ASTRAC se trasladó a la avenida Arca de Noé en el municipio de Chimalhuacán para agredir verbal y físicamente a personas que transitaban en la vialidad, también provocaron una riña con operadores del transporte de los conocidos mototaxis de la empresa Siglo XXI, de la cual es representante el señor Arturo Salinas.

Cabe destacar que la base de mototaxis antes mencionada no pertenece, ni está afiliada al Movimiento Antorchista. Lamentamos que este conflicto sea utilizado por simpatizantes de Morena y de sus grupos afines para pretender desestabilizar la paz social del municipio.

Los agremiados de la CTM y ASTRAC afectaron con los bloqueos a vialidades a miles de chimalhuacanos, ya que, durante más de cinco horas permaneció cerrada la avenida del Peñón, en su cruce con avenida de Los Patos. El grupo de agresores atravesaron pipas de gas y bloquearon la operación del Sistema de Transporte Mexibús, exigiendo el control del mercado de venta de gas LP en la zona. El causante y principal instigador de lo ocurrido el pasado 23 de junio es el morenista Mario Miguel, conocido entre la población por ser incitador a la violencia.

Ante tales acontecimientos, exigimos que paren las mentiras y principalmente las agresiones a la población, reiteramos que en los eventos de violencia no participó ningún miembro del Movimiento Antorchista y, si alguno está involucrado, que se actúe conforme a derecho y le caiga todo el peso de la ley. El Gobierno del Proyecto Nuevo Chimalhuacán no protege a maleantes y las organizaciones sociales adheridas a esta causa no acepta en sus filas a golpeadores.

Estos actos los consideramos como clara la consigna de Morena de buscar a toda costa causar problemas, exigimos a este partido político un cese a los actos de violencia.

Solicitamos a las autoridades estatales y federales frenar la ola de violencia que afecta a la población de Chimalhuacán y responsabilizamos de cualquier agresión a los operadores políticos de Morena.