Morena y PAN quieren ‘ganar’ a la mala lo que no lograron en las urnas

Morena y PAN quieren ‘ganar’ a la mala lo que no lograron en las urnas

Los resultados de 48 municipios y seis diputaciones locales de Puebla en las elecciones del pasado seis de junio han sido impugnados; pero varios candidatos perdedores carecen de pruebas y argumentos legales para sustentar sus demandas, como ocurre en Huitzilan de Serdán y Ocoyucan.

Por Karen Santos y Carmen Guevara

Los ocoyuquenses reeligieron, con cinco mil 830 votos, al alcalde priista Rosendo Morales Sánchez, quien superó con mil 642 sufragios al panista Jesús Giles, que obtuvo cuatro mil 188 y con más de dos mil al morenista Francisco Cortés Pancoatl, quien logró tres mil 746. Por ello, el nueve de junio, Morales recibió la constancia de mayoría que lo acredita como presidente electo.

En Huitzilan de Serdán, la impugnación contra el también presidente electo Josué Elías Velázquez Bonilla, quien ganó con más de 950 votos sobre su más inmediato seguidor, fue interpuesta por el candidato del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), quien igualmente no tiene el mínimo argumento para sustentar la invalidación.

La contienda se desarrolló conforme a la ley y sin ninguna incidencia. Elías Velázquez logró el 51 por ciento de la votación con tres mil 611 votos y Gabriel Maldonado Romero, el candidato de Morena, obtuvo dos mil 689 votos.

En Ocoyucan y Huitzilan, los candidatos triunfadores recibieron, el nueve de junio, sus constancias de mayoría de los respectivos Consejos Municipales Electorales (CME); y los candidatos derrotados fueron informados que disponían de tres días –es decir, hasta el 12 de junio– para presentar impugnaciones ante su CME, y que éste los turnara al Instituto Electoral del Estado (IEE) de Puebla.

El 12 de junio, ni en Ocoyucan ni en Huitzilan de Serdán se interpuso impugnación alguna contra ambos resultados electorales, lo que hasta entonces era normal. Sin embargo, el 16 de junio en Huitzilan y el 19 de junio en Ocoyucan, aparecieron las “impugnaciones” con sus respectivas “incidencias a posteriori” o francamente “inventadas”.

La presunción de que las impugnaciones contra la elección de Ocoyucan fueron inventadas, se sustenta no solo en la ausencia de incidentes censurables durante la votación y la no presentación, ante el CME, de quejas contra el resultado en la fecha límite sino, además, en el hecho de que fueron “tres”, que éstas fueron interpuestas en las “últimas horas” del 12 de junio y que llegaron “directamente” a la IEE en la capital de Puebla.

En el caso de Huitzilan, hubo una invención similar, pues la impugnación no se efectuó ante el CME en el tiempo reglamentario (12 de junio), sino cuatro días después ante el IEE y el Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP), y con base en la denuncia de irregularidades igualmente ficticias.

Un redactor fantasmal y tripartita

Las tres impugnaciones contra el presidente electo de Ocoyucan, Rosendo Morales, fueron interpuestas por los candidatos de otros tantos partidos. Una provino de Jesús Giles Carmona, de Acción Nacional (PAN); y supuestamente fue recibida a las 23:45 del 12 de junio; otra fue de Francisco Cortés Pancoatl, de Morena, a las 22:32 y la tercera de Marcela Lozada Cólotl, de Nueva Alianza, quien apenas obtuvo 50 votos, y fue recibida a las 22:36; el IEE las remitió al CME.

Llaman la atención estas impugnaciones porque, presuntamente, fueron interpuestas por tres candidatos de tres partidos diferentes, pero las tres denuncian los mismos agravios; tienen el mismo formato y fueron escritas con el mismo tipo de letra. Además, el PAN, Morena y Nueva Alianza tienen un abogado en común y la misma dirección para recibir notificaciones.

Asimismo, ninguna de las tres impugnaciones es contra el candidato ganador, sino contra el Consejo Municipal de Ocoyucan, aunque Rosendo Morales y su planilla pueden verse afectados, si los denunciantes logran que se revoque la constancia de mayoría. Ante esta posibilidad, el alcalde electo priista se ha visto obligado a dar respuesta a las impugnaciones.

En entrevista con buzos, el abogado Alam Torres Arellano, quien forma parte del equipo legal de Morales, explicó que ahora es importante que la planilla ganadora respalde la actuación correcta del CME y, sobre todo, que con base en la legislación electoral vigente exija que se declaren improcedentes las impugnaciones, porque no se presentaron en tiempo y en forma ante la autoridad competente.

El Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe) establece que las impugnaciones deben presentarse solo en el Consejo Municipal entre el nueve y el 12 de junio; es decir, los tres candidatos tuvieron, como hora límite, las 23:59 del 12 de junio, pero no lo hicieron; y aunque están selladas como recibidas ese día, no existe constancia física de que esto haya ocurrido.

Aun “pensando que el IEE está tratando de subsanar algún error del Consejo que no estuviera abierto o que no los hubieran querido recibir, cosa que no es cierto, aun así el IEE tenía la obligación de mandarlo inmediatamente al Consejo para notificar que había una impugnación. Pero no lo hizo, y la prueba está en que nosotros tenemos la certificación de no impugnación”, aclaró el abogado.

Las tres impugnaciones se sustentan con la supuesta comisión de cuatro “agravios”, a los que el equipo legal de Rosendo Morales ha dado respuesta “a cautela”, es decir, con precaución y para dar elementos al TEEP y que emita su fallo. El primero afirma que hubo “violencia generalizada” durante la elección; pero el único altercado que se documentó fue en Lomas de Angelópolis, donde dos sujetos montados en motocicletas pasaron disparando al aire.

Dos vehículos particulares fueron afectados, pero ninguna persona resultó herida. El hecho ocurrió a 100 metros de una casilla; pero no fue en las inmediaciones de ésta y no se interrumpió la votación. “La gente siguió votando, tanto antes como después; además, no es un agravio que pueda determinar el rumbo de la elección, pues no hay manera de determinar cuánta gente estaba formada, si es que había una fila; cuántas de esas personas iban a votar por los candidatos impugnantes; y tampoco, si hubo personas que después de este hecho ya no pudieron emitir su voto. Por eso, no puede ser condicionante para determinar la nulidad de la elección”.

Otro dato que desmiente que la violencia en Angelópolis sea factor determinante en el resultado en los comicios fue la participación del 65.38 por ciento de los electores, la cifra más alta en la media histórica del municipio, incluso en la media nacional.

El segundo supuesto agravio consistió en que los paquetes electorales fueron remitidos con 10 horas de retraso. Sin embargo, el secretario del Consejo Municipal certificó que una vez realizado el cómputo e integrados los paquetes electorales, éstos y los correspondientes a las elecciones de diputados locales y federales fueron enviados a Atlixco, con la protección de la seguridad pública municipal.

El arribo de un primer paquete electoral fue registrado aproximadamente a las 22:30 del propio seis de junio; y el último, a las 2:11 del siete de junio. De esto, afirma Torres Arellano, existe un acta circunstanciada con la hora de llegada de cada uno de los paquetes. “Su argumento es que la tardanza pudo deberse a alteraciones a los paquetes, sin embargo, esto no pudo haber pasado”, enfatizó el abogado.

El tercer argumento resulta increíble, pues afirma que no hubo representante del PAN. “Lo extraordinario es que las tres impugnaciones dicen lo mismo, cosa que no tiene ningún sentido, pues los demás partidos no tienen argumentos en este punto”. Es decir, Morena y Nueva Alianza se quejan de la supuesta falta de representante del PAN, lo cual es falso. A la sesión del Consejo llegó el representante del PAN, pero como ésta se retrasó, decidió irse. Además, la inasistencia de un representante de partido no fue impedimento para que se realizara la sesión; ya que, con la presencia de tres consejeros, había el quorum legal necesario. Por tanto, no existe fundamento para la nulidad de la elección, aseguró Torres Arellano.

El abogado informó que existen audios oficiales de la sesión del Consejo en los que se dé fe de que el conteo de votos fue interrumpido con la llegada de un nuevo representante del PAN, a quien le tomaron protesta en ese momento. El representante se llama Medarno Javier Limón López.

El cuarto es resultante del tercero, pues argumenta que como no hubo representante panista, éste no pudo oponerse a las acciones del Consejo. Sin embargo, aclara el abogado, “el representante estuvo ahí y en ningún momento se opuso, hizo alguna declaración o presentó un escrito que dijera que estaba inconforme, de donde se deduce que el actuar del Consejo fue el correcto”.

Ahora, el CME debe recabar toda la información documental y testimonial necesaria para defender su actuación ante el TEEP, lo cual deberá realizar en el curso de este mes. Si la resolución, que deberá conocerse a principios de agosto, inconforma a alguna de las partes, podrá acudir a la Sala Regional o al Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para pedir su revisión.

Si éste da la razón a los partidos, se convocará a elección extraordinaria, como ocurrió en 2018; si ésta se realizara antes del 14 de octubre, cuando la administración actual termina su periodo, el ganador tomará posesión el día 15 de octubre, como está estipulado. De no ser así, el Congreso de Puebla nombrará, como hace tres años, a un Concejo Municipal que rija el Ayuntamiento hasta que se convoquen a nuevas elecciones.

Morena lanza la piedra y esconde la mano

En Huitzilan de Serdán, el Consejo Municipal del IEE entregó el 12 de junio, con la aprobación y acuerdo de los representantes de todos los partidos, la constancia de mayoría que acredita como ganador al profesor Josué Elías Velázquez Bonilla. Pero cuatro días después, el 16 de junio, se le notificó que el morenista Gabriel Maldonado había interpuesto un recurso de inconformidad ante el IEE y una impugnación ante el TEEP.

Maldonado alega que Velázquez Bonilla rebasó el criterio de tope de gastos en su campaña de propaganda, que coaccionó y compró votos, y que incurrió en otras violaciones a la legislación electoral. Sin embargo, el abanderado del PRI ha señalado que ninguna de estas acusaciones “tiene un ápice de veracidad”; y solo buscan torcer la ley para defender intereses oscuros del partido en el poder.

Entrevistado por buzos, el coordinador de la campaña de Velázquez, Adalid Córdova Muñiz, explicó que el alcalde electo de Huitzilan ya emitió la respuesta oportuna a la queja y a la impugnación, pese a que ésta no se interpuso en tiempo y forma ante el CME, sino que fue presentada directamente ante el IEE y el TEEP.

Córdova Muñiz denunció que fue el propio Maldonado y sus simpatizantes de Morena quienes, desde el inicio de la campaña política, intentaron ganar la elección mediante coacciones a los electores y condicionar la entrega de los apoyos monetarios de los programas sociales del Gobierno Federal, como consta en las numerosas denuncias que se presentaron contra esta práctica del partido gobernante.

Una de las primeras denuncias fue la de la señora Guadalupe Santos quien, a través de un video publicado en redes sociales, denunció la visita de las promotoras del voto Jovita Hernández y Natalia Velázquez, quienes le entregaron un papel con el logo de Morena para que recordara por quién debía votar, porque si no lo hacía, su apoyo disminuiría o se le retiraría.

Otra de las coacciones del candidato de Morena, con base en el condicionamiento de los programas sociales, consistió en reunir a los beneficiarios de apoyos monetarios en Huitzilan para que los llamados Servidores de la Nación y promotores del voto de Morena –entre ellos Antonio Vázquez Hernández– le hicieran esta advertencia: “Antes de que vayan a abrir la boleta, ustedes vean dónde van a poner el voto. Tienen que poner el del gobierno que nos está ayudando”.

El representante del PRI ante el Consejo Municipal del IEE, Tito Ramírez García, interpuso varios recursos de inconformidad durante la campaña electoral porque se localizó propaganda del candidato de la coalición Morena-PVEM, Gabriel Maldonado, asociada a los programas sociales como el de Sembrando Vida. Esta publicidad política fue exhibida en lonas que fueron colgadas en vías y edificios públicos, pese a la prohibición del Cofipe y el Código de Instituciones y Procesos Electorales (CIPE) de Puebla.

El coordinador de campaña del PRI explicó que la elección se desarrolló de acuerdo a lo establecido en la ley, se cumplió con todas las prerrogativas, los lineamientos que marca la ley electoral en el estado de Puebla, y eso se reflejó en el cómputo final, así como en el hecho de que Morena nunca interpuso queja alguna contra Velázquez y su planilla municipal.

“Ellos alegan esta violación a sus derechos, con estos argumentos pueriles que no se sostienen, que no pueden demostrar y, simplemente lo hacen porque no se resignan a aceptar la derrota; ellos quieren hacer aparecer ante la opinión pública y decir que hubo estas violaciones, cuando no las hubo. Y la prueba es que la elección se mantuvo en paz, no hubo ningún incidente; ellos son los que operaron de esa forma, ellos son los que operaron a través de los programas sociales para inducir el voto, para coaccionar el voto”, explicó Córdova Muñiz.

Morena quiere robar la elección en la mesa

En ninguna de las actas del cómputo final hay una denuncia de irregularidad o queja expuesta por los representantes de los partidos, incluidos los de Morena, por lo que hubo acuerdo unánime en otorgar la constancia de mayoría al presidente electo. Ahora, con la impugnación, indicó Adalid Córdova, se busca confundir a la opinión pública “porque no están de acuerdo con la derrota, ya que creyeron que iban a ganar; y lo único que pasó es que la gente respondió y reafirmó su apoyo a Josué Elías”.

Adalid Córdova explicó que con la creación del actual problema jurídico, armado con base en mentiras, los intereses políticos se están imponiendo sobre los derechos que le asisten al candidato como virtual ganador y a los ciudadanos de Huitzilan de Serdán que lo eligieron. Lo preocupante de esto, apuntó, está en que no se ve que en el país haya instituciones que realmente respeten el derecho y la ley, que ésta se tuerza y que la justicia se imparta de acuerdo con los intereses ajenos a los ciudadanos.

Mostró, asimismo, preocupación porque el IEE y el TEEP no respeten la decisión del pueblo y que “hay duda de que se vaya a aplicar la ley como debe de ser, pues no sería la primera vez que quieran torcer la ley”. Por ello anticipó que el mismo pueblo de Huitzilan está convocando “a defender su derecho a que se le respete, porque ya dijo quién quiere que lo represente estos tres años y ellos eligieron que sea el profesor Josué. Lo que va a hacer la gente es defender que no se le quite este derecho, porque los resultados están ahí, y porque ahora le quieren quitar ese derecho mediante falsedades, mediante la torcedura de la ley”.

El coordinador de campaña difundió que una primera aprobación positiva es el informe consolidado de gastos de campaña que se presentó ante el INE, el cual no tuvo observaciones, por lo que estarán al pendiente de las siguientes resoluciones y, si no son favorables, apelarán con los recursos legales necesarios ante las instancias correspondientes.

Agregó que además de la lucha legal, el pueblo de Huitzilan defenderá la victoria del profesor Josué a través de su derecho a la libre manifestación, pues es el triunfo del pueblo organizado, que “desde hace 37 años se ha mantenido unido, se ha mantenido organizado y ellos son los que deciden quién los va a representar como autoridad municipal. Ellos son los que proponen, ellos son los que designan”.

“Están haciendo malabares jurídicosˮ

Tanto Rosendo Morales Sánchez como Josué Elías Velázquez son integrantes del Movimiento Antorchista Nacional (MAN). Ocoyucan y Huitzilan son bastiones políticos del antorchismo en sus respectivas zonas desde hace años. El líder de la organización popular en el estado, Juan Manuel Celis Aguirre, afirmó que “por la mala y haciendo malabares jurídicos, quieren arrebatarle al pueblo el triunfo de sus candidatos y quieren imponer, por la fuerza, a los perdedores en esos gobiernos”.

En entrevista con buzos,Celis Aguirre destacó que es la tercera vez que Rosendo Morales gana la presidencia “y esto es así porque la gente lo conoce y sabe que es un antorchista muy trabajador y honesto. Los gobiernos antorchistas, que son honestos y trabajadores, han beneficiado a los ciudadanos con obras básicas, escuelas, caminos, carreteras, seguridad, cultura, deporte y mucho más. Por eso, el pueblo eligió a Rosendo en Ocoyucan y al profesor Josué Elías en Huitzilan”.

Pronosticó que tanto los huitziltecos como los ocoyuquenses “se están preparando para defender sus triunfos electorales”. El MAN los apoyará en estas acciones “y se sumará con toda su fuerza y energía a esta lucha popular. Frenaremos los intentos del PAN y de Morena para ganar por la mala lo que no obtuvieron en las casillas. Antorcha luchará con ustedes hasta las últimas consecuencias”, sentenció.