Por pandemia, traficantes de personas captaron más víctimas en redes sociales: UNODC

Por pandemia, traficantes de personas captaron más víctimas en redes sociales: UNODC

Con la pandemia de covid-19, los traficantes de personas se han apoyado aún más en las redes sociales para captar y explotar a sus víctimas, de acuerdo con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

El organismo señaló que los traficantes han sacado provecho de la pérdida de medios de vida de las personas y la mayor cantidad de tiempo que adultos y niños pasaban en internet para reclutar nuevas víctimas en las redes sociales y otras plataformas en línea.

Además, las medidas para frenar la propagación del virus aumentaron el riesgo de trata para las personas en situaciones vulnerables, expusieron a las víctimas a una mayor explotación y limitaron el acceso a los servicios esenciales para los sobrevivientes.

Durante la presentación del estudio “Los efectos de la pandemia del covid-19 en la trata de personas y las respuestas a los desafíos”, la directora ejecutiva de la UNODC, Ghada Waly resaltó que la crisis sanitaria dificultó la detección de la trata de personas y dejó a las víctimas con dificultades para obtener ayuda y acceso a la justicia.

La investigación detalló que los traficantes trasladaron la explotación sexual a casas y apartamentos privados debido al cierre de bares, clubes y salones de masajes, mientras que las víctimas se han enfrentado a un mayor riesgo de exposición al covid-19.

También sufrieron de estigma, ya que, en algunas regiones fueron culpadas de la propagación del covid-19 en las comunidades locales.

En algunos casos, las víctimas fueron abandonadas por sus traficantes al inicio de la pandemia debido a la reducción de la demanda por el cierre de fábricas, granjas y burdeles, mientras que otras sufrieron un mayor control y violencia de sus traficantes durante el confinamiento.

Los expertos manifestaron su preocupación sobre el aumento de la trata de niños, con fines de explotación sexual, matrimonio forzado, mendicidad y delincuencia forzadas; así como en los migrantes venezolanos vulnerables.

Por otra parte, el apoyo a las víctimas rescatadas como la atención médica, asesoramiento, asistencia legal o acceso a oportunidades de educación y empleo se redujo o incluso se detuvo debido a la pandemia, dejándolos en riesgo de volver a traumatizarse o ser víctimas de este delito.

Para apoyar a las víctimas de trata y fomentar la resiliencia ante futuras crisis, el estudio recomendó supervisar periódicamente el efecto de las medidas públicas para mitigar las emergencias y estudiar las medidas para abordar la trata de personas durante la pandemia.

Así como desarrollar planes y estrategias para futuras crisis; reforzar el marco legal; desarrollar acciones de prevención; reforzar las medidas de protección y los mecanismos de la justicia a través de internet.