Reducen equipos de búsqueda en el cerro del Chiquihuite ante riesgo de nuevos desprendimientos

Reducen equipos de búsqueda en el cerro del Chiquihuite ante riesgo de nuevos desprendimientos

Debido al riesgo que supone para los rescatistas por la inestabilidad del terreno, las autoridades de Tlalnepantla, Estado de México, redujeron losequipos de búsqueda en el cerro del Chiquihuite.

“La inestabilidad que tenemos hoy ya en el desprendimiento es mayor”, explicó Samuel Gutiérrez Macías, coordinador General de Protección Civil y Gestión Integral del Riesgo en conferencia de prensa conjunta con el alcalde deTlalnepantla, Raciel Pérez Cruz.

Ahora, tras 118 horas de búsqueda y por los movimientos que se han realizado en los últimos cinco días, los equipos de rescate estarán compuestos por tres personas y un canino, quienes laborarán en horarios de 60 a 90 minutos por jornada.

Las autoridades informaron también que se llevarán a cabo recorridos con altavoces en la zona para exhortar a la población a evitar encender cualquier tipo de pirotecnia debido a que la vibración por su explosión puede desestabilizar el terreno y provocar un nuevo deslizamiento o confundir a los rescatistas con un sonido de fractura de las piedras.

 “Nosotros hemos hecho un exhorto a los presidentes municipales. Lo hemos hecho también con el tema religioso, que nos apoyen en que no tengamos nada de pirotecnia alrededor de esta zona. El suelo ya absorbió muchísima agua, por eso la maquinaria hoy ya trabaja con demasiado cuidado y lo va a hacer despacio”, explicó Gutiérrez Macías.

Agregó también que el número de personas que se encuentran en alguno de los cuatro refugios temporales habilitados se incrementó a 117.

Ayer por la noche, la Fiscalía del Estado de México informó que recuperó el cuerpo de una menor de tres años que fue sepultada por las rocas tras elderrumbe en el cerro del Chiquihuite.

Por medio de su cuenta de Twitter, la Fiscalía dijo que, tras realizar una serie de diligencias en la zona, encontraron el cuerpo de una niña, que era una de las tres personas que estaban desaparecidas tras el derrumbe.