Despido de trabajadores de la Salud en Oaxaca, grave golpe por contubernio de AMLO y Murat

Despido de trabajadores de la Salud en Oaxaca, grave golpe por contubernio de AMLO y Murat
  • Llama Antorcha a la unidad entre trabajadores del sector Salud para enfrentar los más de 2 mil despidos.
  • Trabajadores mexicanos tienen derecho a un empleo digno y acorde a su preparación profesional, según la Constitución.

Luego del despido de más de 2 mil trabajadores de la Salud en el estado de Oaxaca, como resultado de una decisión pactada entre el gobierno federal y estatal para “sanear las finanzas estatales”, el secretario general del Movimiento Antorchista, Aquiles Córdova Morán, hizo un llamado a los liderazgos sindicales a mantenerse unidos, pues únicamente de esta forma, y con el apoyo de la ciudadanía, podrán ser reintegrados a sus puestos de trabajo. 

De antemano, reconoció la decisión de los trabajadores del sector salud, pues “venciendo sus diferencias ideológicas y organizativas, decidieron unificarse en una Coordinadora única para defender su derecho al trabajo y a la libre sindicalización. Sin embargo, deben tomar conciencia de que les lloverán críticas, consejos y falsas promesas de solución para persuadirlos de romper esa unidad, dividirlos y vencerlos más fácilmente”. 

Tras una relatoría acerca de la situación, misma que ha sido del conocimiento público a través de medios de comunicación, el líder social advirtió que “sobrarán los políticos, “grillos” de café y líderes trepadores que traten de convencerlos de que el mejor camino no es la lucha unida y decidida sino arrastrarse ante el poder suplicándole su comprensión y protección”. 

En su video mensaje semanal, retomó lo difundido en la prensa local y nacional: Según Animal Político, del 21 de septiembre, “los trabajadores aseguran que el viernes pasado el gobernador del estado, Alejandro Murat, les explicó que no hay presupuesto para seguirles pagando su salario, mismo que por años se estuvo tomando de rubros como las aportaciones para el ISSSTE de los sindicalizados”. 

Y para minimizar el problema ante la opinión pública, la oficina de prensa del gobierno de Oaxaca asegura que, de los 2 mil 600 trabajadores despedidos, solo 400 o 500 son médicos y enfermeras y el resto son administrativos. Pero el infectólogo Luis Vázquez declaró, durante la protesta del 21 de septiembre, que eso es falso. El mismo medio agrega: “lo que sucede -aclaró- es que nos tenían contratados así (…) es la forma de tener mano de obra barata, porque nos pagaban menos, un médico especialista sindicalizado gana 16 o 17 mil pesos a la quincena y los de contrato 13 mil”. 

Tras las declaraciones de funcionarios federales y del propio gobernador Alejandro Murat, recogidos en la prensa, queda claro que “el despido de los trabajadores obedece a la decisión del gobierno del estado de reducir su deuda en la proporción ya señalada -unos 18 mil 480 millones de pesos-, cubriendo su adeudo al ISSSTE y al SAT con el dinero ahorrado gracias a esos despidos. La pregunta obligada es ¿y por qué, en lugar de eso, no pide al presidente de la república que absorba esa deuda o convenza a los organismos acreedores que la condonen para salvar empleos? ¿No hemos oído acaso, muchas veces, que el SAT ha hecho condonaciones enormes a los grandes inversionistas? ¿Por qué no a los trabajadores de la salud de Oaxaca?”, cuestionó Córdova Morán. 

Ante dicha situación, el líder social reiteró que es indispensable “unirse férreamente, sin dudas ni fisuras de ninguna clase; es necesario, además, mentalizarse para un esfuerzo prolongado y difícil y para buscar y aceptar todo el apoyo y la solidaridad popular que se pueda. Hay que abandonar el sectarismo trasnochado que ha impedido la unidad del pueblo oaxaqueño para pelear por un destino mejor”. 

Finalmente, hizo saber a la Coordinadora, que el Movimiento Antorchista Nacional está con los trabajadores del sector salud de Oaxaca sin condiciones y sin buscar ventajas de ninguna clase, aunque les digan lo contrario. “Hay que reconocer que la difícil situación de su movimiento solo da para ofrecer sangre, sudor y lágrimas, como dijo Churchill a los ingleses. Solo la unidad es realmente revolucionaria”.