RFC a jóvenes mayores de edad será obligatorio y sin sanciones, aunque la ley diga lo contrario

RFC a jóvenes mayores de edad será obligatorio y sin sanciones, aunque la ley diga lo contrario

La jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro, dijo que el RFC para jóvenes mayores de edad será obligatorio y no habrá sanciones, una postura que contradice al Código Fiscal de la Federación (CFF).

En la miscelánea fiscal 2022 se propone la adición de un párrafo al artículo 27 del CFF en el que los mayores de edad se den de alta en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC).

«El registro (del RFC) obedece a dos cuestiones, una es fomentar la cultura fiscal; dos, evitar el robo de identidad, y tres, es importante precisar que no implica ninguna obligación, ni ninguna sanción«, señaló Buenrostro al comparecer en la Comisión de Hacienda en la Cámara de Diputados 

Si bien, Buenrostro afirmó que sería obligatorio el RFC y “que no habrá sanciones”, en el artículo 79 del CFF se señalan las acciones consideradas como infracciones y en el artículo 80 el monto de las multas que van de los 3,870 pesos hasta los 11,600 pesos. 

El catedrático de la UNAM y abogado fiscal, Juvenal Lobato, dijo que con lo presentado en la miscelánea fiscal y las declaraciones de Buenrostro sí hay una contradicción, pero no habrá problema si se agrega esta parte en la que “no habrá sanciones” antes de que pase por los legisladores.

«Sí (hay una contradicción) pero si en la adición que proponen al artículo 27 del Código Fiscal de la Federación se precisa lo que declaró (Buenrostro), no habría problema.  El tema es que pase, tal cual se presentó, porque no solo estaría en contra del artículo 79 sino que se impondrán las sanciones respectivas«, comentó Lobato.

De acuerdo con la fracción I del artículo 79 del CFF son infracciones relacionadas con el RFC, “no solicitar la inscripción cuando se está obligado a ello o hacerlo extemporáneamente, salvo cuando la solicitud se presente de manera espontánea”.

Lobato además planteó que se deben establecer las características específicas señaladas en el proceso legislativo para aclarar la parte en la que no habría sanciones,“si no, de nada servirían las declaraciones y terminará solo siendo un mecanismo de control y potencial fiscalización”.

Con datos al primer semestre del año, hay cerca de 30.7 millones de mexicanos con RFC y bajo esta nueva medida al cierre de 2022 habría 83.5 millones de contribuyentes. De ser obligatorio para trámites en general la cifra de personas con RFC activo sería de 90.3 millones.

Los dos objetivos del RFC, según el SAT

En lo que fue clara Buenrostro, fue sobre que los jóvenes serán sujetos no obligados, por lo que no tienen que presentar declaraciones, ni hacer avisos, a menos que ya perciban ingresos por algún trabajo. 

“Lo de las mesadas de los papás, las becas no tienen nada que ver porque no es un ingreso, no hay una factura electrónica de por medio”, señaló Buenrostro.

Explicó además cuáles son los dos objetivos del RFC obligatorio: fomentar la cultura tributaria y evitar el robo de identidad, una práctica de facturas que hacen uso de datos de las personas.

La jefa del SAT dijo que con este cambio de cultura se trata de concientizar a la ciudadanía porque las contribuciones se utilizan para garantizar servicios y bienes públicos, pues es una política también de redistribución de los ingresos.

Lo que se busca primero es generar una cultura fiscal y cívica, donde todo mundo sabe que en algún momento tiene que llegar a contribuir con su país cuando este reciba algún tipo de ingreso, mientras tanto no tiene ninguna obligación,

planteó Buenrostro

Por otra parte dijo que no se trata de “terrorismo fiscal”, sino una medida preventiva contra las factureras y el robo de identidad, pues al localizar a la persona, se trata de alguien que vive en zonas lejanas y no tiene ninguna relación con las empresas.

“Lo que buscamos también es dar mayor certeza y cubrir un poco de seguridad en el robo de identidad, porque cuando una persona se registra y tiene sus biométricos, sus medios de contacto y un buzón toda la información llega al buzón y ya no hay manera (del robo de identidad)”, agregó la jefa del SAT.