CNDH urge al Estado mexicano a terminar con la impunidad en crímenes contra periodistas

CNDH urge al Estado mexicano a terminar con la impunidad en crímenes contra periodistas

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) afirmó que en México sólo en uno de cada 10 asesinatos de periodistas se hace justicia, el resto quedan impunes. El organismo exigió al Estado mexicano implementar mecanismos eficaces para castigar a los responsables de las agresiones.

En un comunicado difundido por el Día Internacional para Poner Fin a la Impunidad de los Crímenes contra Periodistas, la CNDH indicó que la mayor parte de los asesinatos involucran al crimen organizado y a autoridades locales.

Recordó que, según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), los principales obstáculos para tener acceso a la justicia en los casos de crímenes contra periodistas son: la falta de recursos humanos y financieros, corrupción y falta de transparencia, y por último, la falta de conocimiento de las personas que investigan estos delitos.

“Es urgente que las Fiscalías asuman su responsabilidad como autoridad investigadora y se concentren en la identificación y el enjuiciamiento de los responsables, no sólo en los casos de homicidios sino también por las amenazas de violencia de las que muchos de ellos son víctimas”, explicó.

La CNDH también condenó los recientes asesinatos cometidos contra Alfredo Cardoso Echevarría y Fredy López Arévaloperiodistas en los estados de Guerrero y Chiapas, respectivamente. 

“Exhortamos a las autoridades correspondientes a investigar integralmente estos hechos, hacer justicia y evitar la impunidad“, concluyó.

Desde hace años, México es considerado uno de los países más peligrosos del mundo para ejercer el periodismo por las constantes agresiones, amenazas y asesinatos que sufren los informadores.

Según Reporteros Sin FronterasMéxico encabezó en 2020 la lista mundial de periodistas asesinados con ocho crímenes, seguido de Afganistán e Irak, con seis. Y en lo que va de año, han matado al menos a siete reporteros por su labor periodística.