México dice que Luis Almagro ‘ha dañado profundamente’ a la OEA

México dice que Luis Almagro ‘ha dañado profundamente’ a la OEA

México cuestionó la labor de la Organización de los Estados Americanos (OEA) durante su 51 Asamblea General y señaló a su secretario general, el uruguayo Luis Almagro, de haber «dañado profundamente» a ese organismo.

«La OEA debería de ser una organización inclusiva, promotora del diálogo político, de la cooperación, la integración y el desarrollo de los Estados miembros, pero no lo es», dijo este jueves la representante permanente de México ante la OEA, Luz Elena Baños Rivas, durante su intervención en el encuentro regional.

«Por el contrario, es un espacio donde se profundizan las diferencias y el aislamiento, y donde se impulsan agendas parcializadas», añadió la diplomática.

Las palabras de la funcionaria mexicana tuvieron lugar durante el segundo día de la Asamblea General del organismo internacional, que se lleva a cabo del 10 al 12 de noviembre en Guatemala como sede virtual.

Baños dijo que en la OEA se «pretende poner soluciones desde fuera a problemas» locales con «decisiones que están en contra del derecho internacional» y la propia «carta» de fundación de la entidad.

La funcionaria mexicana puso como ejemplo de «desafíos» que no han sido enfrentados por la OEA la distribución desigual de vacunas contra la covid-19 y la crisis política sufrida por Bolivia en 2019.

Reiteró de igual forma que «México rechaza cualquier intento por cambiar el orden institucional de cualquier país», a su vez que manifestó su contrariedad porque la OEA cerrara la investigación relacionada con lo ocurrido en Bolivia en 2019.

CRÍTICAS A ALMAGRO

La representante de México también criticó la «gestión» de Almagro, quien en su opinión «ha dañado profundamente a la organización».

Baños cuestionó, entre otros, el papel de Almagro durante la crisis política de Bolivia en 2019 y el comportamiento «parcializado» del secretario general.

«Lamentamos que el secretario general prefiera el camino corto y fácil de la imposición de intereses de una parte de la membresía» de la OEA, dijo Baños, quien añadió que para construir desacuerdos, no se necesita «a ningún organismo multilateral».

La diplomática dijo que «basta con revisar las redes sociales» de Almagro para «constatar su intensa agenda personal hablando de asuntos que son sus prioridades personales, muchas veces alejadas de los intereses, necesidades y retos de nuestros pueblos y Gobiernos».

Las delegaciones de 34 países participarán hasta el viernes de las deliberaciones del principal órgano de la OEA.