El criminal de Veracruz amenaza a sus críticos

El criminal de Veracruz amenaza a sus críticos

Por: Aquiles Montaño Brito

El 24 de noviembre, a las oficinas del Movimiento Antorchista en Veracruz, ubicadas en Xalapa, llegó una notificación judicial en la que se informó al líder de nuestra organización, Samuel Aguirre Ochoa, de una denuncia penal en su contra, por el supuesto delito de fraude y abuso de confianza, interpuesta por una mujer llamada María Nayeli González Chimal, a quien nadie conoce y de la que no tenemos razón alguna. Se trata, pues, de una carpeta de investigación fabricada de manera artificiosa en la Fiscalía General del estado de Veracruz para amenazar a un líder popular que es, también, un serio crítico del pésimo gobierno morenista de Cuitláhuac García.

Todo México sabe que el gobierno morenista de Veracruz, que encabeza Cuitláhuac García, reprime a sus críticos y a todas las voces opositoras hacia su gobierno. Exactamente igual que AMLO a nivel nacional o que Barbosa en el estado de Puebla. En Veracruz, varios políticos de oposición y líderes sociales se encuentran con procesos judiciales abiertos o encarcelados, incluso, varios periodistas renombrados se han quejado de ser víctimas de amenazas de funcionarios de la administración estatal, como el secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos. ¡La represión es la marca de Morena!

Pero esa represión fue denunciada por los mismos morenistas. El sábado 20 de noviembre, el senador Ricardo Monreal Ávila, denunció la forma en cómo el gobierno de Veracruz utiliza el delito de ultrajes a la autoridad para fabricar procesos penales contra ciudadanos inocentes, violentando sus derechos humanos. “El delito de ultrajes a la autoridad está de moda en Veracruz y se utiliza para privar de su libertad a personas inocentes, señaló el senador Ricardo Monreal Ávila. El coordinador de Morena en el senado de la República llamó al Poder Judicial del Estado de Veracruz y a la Comisión Nacional de Derechos Humanos a intervenir en este tema. Ojalá haya sensibilidad para que no se siga arruinando la vida de jóvenes o ciudadanos inocentes abusados por el poder público y que son gravemente lesionados en sus derechos humanos”, reportó el
diariodexalapa.com.mx
. “Desde el 11 de marzo de 2021, cuando diputados de la LXV Legislatura con mayoría morenista determinaron elevar las penas por el delito de ultrajes a la autoridad, en Veracruz han sido detenidas decenas de personas, entre políticos, líderes sociales y ciudadanos de a pie. Esta situación ha ocasionado “miedo” hasta de litigar, reconocen abogados”, escribió Carlos Caiceros, el 21 de noviembre pasado, en el portal
e-consulta.com
. Un ejemplo de cómo se utiliza a la justicia en aquel estado es el siguiente: el fin de semana pasado, Tito Delfín, que era candidato a la dirigencia del PAN en la entidad, fue detenido después de concluir un mitin partidario. Se le acusaba, también, de “fraude y abuso de confianza”.

Con la llegada de Morena al gobierno del estado, el Movimiento Antorchista ha sido víctima de una persecución criminal, orquestada desde el gobierno de Cuitláhuac García. Van algunos ejemplos: en abril de 2020, al inicio de la pandemia, cuando denunciaban la falta de un plan alimentario para ayudar a la gente que se quedó sin empleo, se puso en marcha una campaña de terror que incluyó llamadas telefónicas amenazantes contra decenas de líderes, jóvenes artistas y deportistas de nuestra organización, para amedrentarlos y hacer que desistieran de su lucha. Lo denunciamos en la prensa y las redes sociales. En julio de 2019, después de una manifestación pacífica de campesinos y colonos veracruzanos, que denunciaron la falta de obras y servicios básicos en sus comunidades, un grupo policiaco armado con metralletas de alto calibre intentó detener de manera arbitraria al líder estatal Samuel Aguirre Ochoa. Sin embargo, los jóvenes que lo acompañaban lo impidieron. De inmediato se iniciaron procesos penales en su contra, con carpetas de investigación fabricadas y delitos inventados, ¡también desde la Fiscalía del Estado! Gracias a la defensa legal, las protestas pacíficas y la denuncia mediática se impidió el encarcelamiento injustificado. Pero eso no es todo. Los crímenes contra los antorchistas han llegado más lejos aún. La tarde del 8 de octubre de 2020, hace un año, cuatro activistas de nuestra organización, uno de ellos integrante del Comité Estatal, fueron secuestrados cerca de la Reserva Territorial Vergara Tarimoya 4, en el municipio de Veracruz. “Se trata de una acción planeada por Eric Patrocinio Cisneros, secretario de Gobierno de Veracruz, solo porque han pedido ser atendidos por las dependencias estatales y resuelvan los asuntos de sus agremiados”, reportó el mismo jueves el portal
stvpuebla.com
. Un día después, la dirigencia en el estado afirmó: “Es una situación grave. Se trata de una acción intimidatoria y represiva de gente del gobierno del estado (…). Creemos que es un operativo montado por el gobierno de Veracruz encabezado por Cuitláhuac García Jiménez, con el objetivo de reprimir e intimidar al antorchismo veracruzano para frenar los planteamientos de los campesinos y colonos, y las críticas a su mal gobierno” (nota del portal
esnoticiahoy.com
). Tras varias movilizaciones en el estado, campañas en Twitter y denuncias en la prensa local y nacional, los cuatro secuestrados fueron liberados en medio de una carretera, pero con una petición: “díganle a los antorchistas que ya le paren a su escándalo”.

Ahora, una vez más viene la denuncia penal para reprimir al líder estatal del antorchismo veracruzano, Samuel Aguirre Ochoa. ¿Y por qué? Porque es uno de los principales y oportunos críticos del gobierno morenista en Veracruz, de ese gobierno que acaba de rendir su III Informe ante una ciudadanía que lo evalúa como uno de los peores a nivel nacional.

El Movimiento Antorchista llama a todos sus simpatizantes y militantes a cerrar filas y a estar atentos a protestas en Veracruz y en todas las ciudades del país si el gobierno de Cuitláhuac García insiste en encarcelar al Ing. Samuel Aguirre con acusaciones falsas. Al gobierno de Morena en Veracruz le decimos: estamos iniciando una campaña de denuncia de estos crímenes contra nosotros y, de ser necesario, comenzaremos protestas gigantescas en la capital de Veracruz y en todas las ciudades importantes del país. No lo duden. Exigimos alto a la represión de Morena contra Antorcha.