Falta apoyo para impulsar la cultura

Falta apoyo para impulsar la cultura

Con motivo del XVII Festival Internacional de Títeres de Morelia “TITERELIA 2021” tuve a bien asistir acompañado de mis alumnos a este evento los pasados días y me puse a reflexionar algunos aspectos. Según sé, está impulsado por PROFEST, Programa Federal de Apoyo a Festivales Culturales y Artísticos y la directora del Festival, Mtra. Andrea Finck.

La PROFEST, apoya a Festivales de Artes Escénicas (teatro, circo, títeres, cabaret, danza, música, etc.), artes visuales y diseño, literatura y gastronomía. El órgano encargado de determinar el monto de apoyo para cada proyecto es la Comisión Dictaminadora del PROFEST, el cual evalúa la programación artística y el presupuesto de cada festival.

Son 17 las Compañías Nacionales que están participando en esta edición, son originarias de Chihuahua, Sonora, Querétaro, Tlaxcala, Veracruz, Guanajuato, Ciudad de México y por supuesto, Michoacán.

Dicho evento tiene el propósito según la opinión de los organizadores, de impactar en públicos vulnerables gracias a las alianzas que se han creado con el sistema DIF Michoacán y con los municipios de Zitácuaro, en donde particularmente se dará atención al rescate de las lenguas indígenas ofreciendo funciones en Otomí que es actualmente una de las más amenazadas en el país y la más amenazada de la entidad; Apatzingán y Huandacareo.

Por segundo año consecutivo, la mayoría de las funciones presenciales cobraron vida en Arte Libre Espacio Cultural, donde el público moreliano y de las comunidades disfrutan de este evento.

Por mi labor, que es fomentar la cultura masiva entre las escuelas y colonias populares me he topado con una gran limitante y es precisamente la falta de apoyo a la cultura. Algo similar a lo que las compañías titereras sufren, pues, aunque el evento está impulsado por un programa federal, lastimosamente carece de calidad en cuestión técnica. Por lo que el propósito por el que fue impulsado impacta sí por su calidad de contenido, pero queda a deber en cuanto a las condiciones en las que se desenvuelve y es ahí donde yo me identifico por ser, al igual que estas compañías, víctima de la falta de apoyo a la cultura para su difusión masiva.

Pues bien, en el Movimiento Antorchista esta labor de difusión e impulso del arte es imprescindible, por lo que para nuestro trabajo cultural ponemos todo el empeño posible para mostrar cantidad y calidad en todo el trabajo que estemos presentando a nuestro público.

Y muy a pesar de las pésimas condiciones y falta de recursos, hemos trabajado duro, organizados para poder sacar adelante esta importante labor, de manera que entre actividades simultaneas logramos financiar bien nuestros proyectos culturales y siempre logramos nuestro objetivo, como prueba de ello, es la muestra nacional de teatro que realizamos y que este año debido a la contingencia fue de manera virtual.

Sin embargo, esto no es suficiente porque en estricto sentido les compete a las instancias gubernamentales financiar los eventos culturales del tipo que sean. Pero desgraciadamente, por los múltiples recortes que ha hecho el gobierno federal a los sectores de la sociedad, la cultura queda olvidada.

Recordemos que el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2021 estima un gasto de 13,985 millones de pesos (mdp), para el ramo 48, dedicado al sector Cultura; lo cual significa un aumento de 4.6 por ciento respecto al año pasado, cuando la cifra alcanzó los 13,363 mdp, es decir, un incremento para el nuevo paquete de 622 mdp.

Pero, si bien existe un incremento en el presupuesto 2021 para el ramo cultural, diversas instituciones que dependen de la Secretaría de Cultura sí sufrirán recortes, pues el presupuesto asignado a Cultura representa apenas el 0.1% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, una cifra que ha sido una constante durante más de 10 años. Y es ahí donde las posibilidades de recibir algún tipo de apoyo económico para desarrollar el trabajo cultural se limitan y como prueba de ello es el espectáculo de títeres que a mi juicio debió tener las condiciones necesarias para lograr su cometido.

Así pues, llevamos tres años ya, donde al gobierno federal pareciera no importarte este sector y por eso no solo no aumenta considerablemente el recurso a la cultura, sino que lo que les toca a las entidades no alcanza para que la gente de escasos recursos tenga la oportunidad de recrearse.

Urge en este sentido un cambio de política, el arte es necesario para todos. Esa es la consigna con la que trabaja el Movimiento Antorchista y por este medio invito a todos los que se quieran sumar a este gran proyecto a que dejen a un lado sus prejuicios y conozcan nuestro trabajo.

Para que, de la mano con Antorcha, enarbolemos proyectos que verdaderamente lleguen a las colonias populares, a las escuelas públicas y a todo el sector olvidado.