EE. UU. pone en peligro al mundo

EE. UU. pone en peligro al mundo

«Teniendo de frente la insana presión proveniente de EE. UU., la solidaridad entre China y Rusia es tan fuerte como una montaña y nuestra amistad es inquebrantable. Juntos nos hemos opuesto a la hegemonía estadounidense, su falso régimen democrático y al falso multiculturalismo, así como a las nuevas manifestaciones de la Guerra Fría»

Ricardo Esquivel Castañeda

or la década de los 90, en el año de 1991 para ser más precisos, vimos cómo el bloque de países socialista, con la Unión Soviética a la cabeza, se vino abajo, y, a nivel mundial, la prensa al servicio del imperialismo no dejaba de ensalzar, de alabar, de pregonar, que con ello ahora sí el mundo entraba a una etapa en donde se obtendrían la libertad, el respeto de los derechos humanos y donde los pueblos vivirían en paz y en armonía.

Las razones del derrumbe del socialismo no las expondré aquí, lo que me interesa resaltar es, que desde antes y especialmente en aquellos años, Estados Unidos siempre demonizó al socialismo, siempre estuvo tramando cómo desestabilizarlo para quedarse como amo absoluto del mundo, porque el hecho de que hubiera un sistema diferente al capitalista, como en la U.R.S.S. que aún con todos sus errores, ponía el acento en la atención de las necesidades de la gente, como la salud, la educación, el trabajo, la cultura, etcétera; todo eso era algo intolerable, mal ejemplo y se convertía en un claro obstáculo para el expansionismo norteamericano.

Era claro que E.U. y sus satélites como Alemania, Japón, Francia, Inglaterra y demás países capitalistas estaban buscando cómo destruir el avance del socialismo y lo lograron.

A partir de ahí, sin ningún contrapeso a nivel mundial, Estados Unidos, ya con las manos libres, buscó someter a los países débiles que contaban con recursos naturales para apropiárselos y ahí donde no se le alineaban buscó siempre la forma de cómo desestabilizarlos, llegando incluso a los bombardeos e intervenciones militares; así, podemos señalar una larga lista donde están involucrados de una u otra forma los estadounidenses, como la caída del muro de Berlín en 1989, la caída del socialismo en la URSS en 1991; intervención en Haití en 1994; en 1990-91 interviene en la Guerra del Golfo; en 1993-94 en Somalia; en 1995 en Bosnia y Herzegovina; en 1998 en Sudán; 1988 en Afganistán; 1999 en Yugoslavia; 2001-2021 Afganistán; en 2003 La Guerra de Irak (invasión a Irak por presencia de armas de destrucción masiva); Somalia en el 2007; en 2011 la OTAN invade Libia; y en 2014 la guerra en Siria.

¿Qué es lo que vemos después de la caída del socialismo? En vez de las promesas de llevar al mundo la felicidad y la libertad que el socialismo le había negado al hombre, le llevan la destrucción y la muerte a los pueblos; así lo vimos con el bombardeo a Yugoslavia, a quien le destruyeron su infraestructura industrial, carretera, de viviendas y los cientos de víctimas; en Siria igualmente, la guerra ha destruido ciudades enteras, ha provocado la emigración de millones de seres humanos que huyen de la guerra, el saqueo de los recursos naturales y el daño o destrucción de los pozos petrolíferos, y sobre todo, los miles de muertos y heridos que ha provocado la guerra.

Como se puede ver, ya quedó demostrado que ahí donde meten las manos E.U. y sus seguidistas, solo encontraremos destrucción.

Y es de preocuparse, que después de todo este historial de atrocidades contra la humanidad, todavía hoy día, el imperialismo se atreve a hablar de democracia, derechos humanos e igualdad entre los pueblos, y bajo esta misma bandera que antes le dio muy buenos resultados, hoy la esgrime contra China y Rusia, los únicos países que hoy están en condiciones de exigir respeto a su libre determinación.

Como la realidad es terca, ahora nos muestra lo mucho que el mundo está cambiando y que el otrora poderoso E.U. ha entrado en crisis y se ha convertido ya prácticamente en la segunda economía del mundo, superado precisamente por China, hecho que aún no asimila el imperialismo y que busca por todos los medios cómo afectar el desarrollo de este país socialista. La lucha entre sistemas está presente, veamos algo al respecto en la siguiente nota de Sputnik noticias, del día 25 de noviembre, «China y Rusia preparan medidas conjuntas para contrarrestar la creciente amenaza militar de EE. UU. así lo anunciaron las partes tras las conversaciones de los ministros de Defensa de ambos países.»… «Teniendo de frente la insana presión proveniente de EE. UU., la solidaridad entre China y Rusia es tan fuerte como una montaña y nuestra amistad es inquebrantable. Juntos nos hemos opuesto a la hegemonía estadounidense, su falso régimen democrático y al falso multiculturalismo, así como a las nuevas manifestaciones de la Guerra Fría», expresó el ministro de Defensa chino, el general Wei Fenghe…»Este mes, durante el ejercicio de las fuerzas estratégicas estadounidenses Global Thunder, unos 10 bombarderos practicaron la opción de usar armas nucleares contra Rusia casi de manera simultánea desde direcciones en el Este y Oeste. La distancia mínima hasta nuestra frontera era de sólo 20 kilómetros», señaló Shoigú.

Como se puede ver EE. UU. no descansa, busca cómo provocar y generar caos con el fin de sacar provecho, la gente debe de saber, que tras la máscara falsa de EE. UU. de luchar por los derechos humanos en el mundo, atiza el fuego contra Rusia en la parte limítrofe con Ucrania y promueve el independentismo de Taiwán en la República Popular de China, en ambos casos, se busca la provocación y el sometimiento, y ante esta situación los luchadores sociales, todos los hombres buenos y progresistas, debemos de exigir un alto a las agresiones del imperialismo contra los pueblos que han optado por un camino distinto al del capitalismo.