El rebuznar de los corruptos

El rebuznar de los corruptos

Los próceres de la 4T, los verdugos de los corruptos, los virtuosos… son los que se investigan el uno al otro… ¡por corrupción!

Adrián Pablo

Pocos genios ha parido la humanidad tan grandes como Don Miguel de Cervantes Saavedra; escritor y humanista sin igual, que nos dejó, entre otras, la novela de El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, una de las obras más grandes de la literatura española, la cual tiene un carácter universal y atemporal, en donde -si se lee con un poco de detenimiento- se puede encontrar entre sus páginas valores y enseñanzas que aún se pueden aplicar, a más de 400 años de su publicación. Sin embargo, dado su carácter de “clásico”, es recurrente encontrar en la actualidad a infinidad de figuras públicas o políticos que cuando se las quieren dar de “intelectuales” o “cultos” nombren ésta entre sus “libros favoritos o libros que marcaron mi vida”. Sin entender apenas el verdadero espíritu del escrito de El Manco de Lepanto, uno de ellos es el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien una que otra ocasión la ha citado.

Hablando del presidente y de su proyecto “la cuarta transformación”, no han tenido precisamente la mejor semana, empezando por el hecho de que dos de sus hombres de confianza han empezado una fiera contienda el uno contra el otro. El primero de ellos es el ex titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto Castillo, quien tuvo que renunciar hace menos de un mes por los escándalos provocados por su boda ostentosa, que fue llevada a cabo en Guatemala y contó con invitados de las altas esferas políticas y empresariales del país, que previamente habían firmado un acuerdo de confidencialidad para no dieran a conocer los “detalles escandalosos” de esta. Sin embargo, esto no es todo, ya que el pasado 6 de diciembre se dio a conocer por parte de el diario El Reforma, que Nieto Castillo, con un salario mensual de 107 mil pesos, en apenas tres años se había hecho de nada menos que cuatro propiedades por la sencilla cantidad de 40 millones de pesos. También se dio a conocer que dicha información vino de “fuego amigo”: “El reportero Roberto Zamarripa dio a conocer que el pasado 2 de diciembre se presentó una denuncia anónima ante la Fiscalía General de la República (FGR) por el presunto enriquecimiento ilícito del ex titular de la UIF. La Oficialía de Partes selló de recibido con el folio 00951, según el documento al que tuvo acceso el diario de circulación nacional” (Sinembargo.mx 6 de diciembre de 2021).

Dado el nivel de importancia de la acusación, todos coinciden en que el titular de este organismo, Alejandro Gertz Manero -otro colaborador cercano de AMLO-, tuvo que estar enterado y dar el visto bueno a esta investigación. No obstante, al mismo tiempo de que se daban a conocer las propiedades de Santiago Nieto, el diario El Universal hizo lo propio con el fiscal general, haciendo de conocimiento público las transferencias millonarias de una empresa inmobiliaria a nombre de este  la adquisición de 122 autos de lujo por un total de 109 millones de pesos por parte del fiscal que ya había sido señalado anteriormente en los Panama Papers que revelaron las inversiones millonarias de la familia Gertz en las Islas Caimán… ¿Quién estaba detrás de esta investigación?  “La Unidad de Inteligencia Financiera, que hasta hace unas semanas encabezaba Santiago Nieto, tenía abierta una investigación contra el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero por presunto enriquecimiento ilícito y operaciones de lavado de dinero” (independentespanol.com 7 de diciembre de 2021).

Los próceres de la 4T, los verdugos de los corruptos, los virtuosos… son los que se investigan el uno al otro… ¡por corrupción! Si esto no fuera lo suficientemente absurdo y humillante para el proyecto morenista, el presidente todavía se atrevió a defenderlos, clasificándolos de “honestos e íntegros”, mientras surgía otro escándalo, ahora protagonizado por su secretario particular, que coordinó “a 34 operadores que sacaron mediante cheques de caja más de 42 millones de pesos en efectivo de un fideicomiso para damnificados del sismo y presuntamente desviaron parte de ese dinero a actividades proselitistas de Morena” (contralacorrupcion.mx 9 de diciembre de 2021). Como lo adelantamos, no fue la semana del presidente.

Sin embargo ¿qué tiene que ver don Miguel de Cervantes? -que, curiosamente trabajó como recaudador de impuestos una parte de su vida-. Por alguna razón en particular, esta misma semana vino a mi memoria un pasaje de su obra magistral “El Quijote” contenida en el capítulo XXV la segunda parte de esta, conocida popularmente como “la aventura de los rebuznos”. Trata de dos funcionarios -regidores-, anteriormente compadres; uno de ellos había perdido un asno en un monte cercano, y aunque el tal regidor hizo las diligencias posibles por hallarle, no le fue posible, por lo que fue ayudado por su compañero, no obstante, seguían sin tener suerte, por lo que se les ocurrió una “brillante idea” «Mirad, compadre: una traza me ha venido al pensamiento, con la cual sin duda alguna podremos descubrir este animal, aunque esté metido en las entrañas de la tierra, no que del monte, y es que yo sé rebuznar maravillosamente (…) porque tengo determinado que os vais vos por una parte del monte y yo por otra, de modo que le rodeemos y andemos todo, y de trecho». Los compadres, pues se pusieron a rebuznar de lados distintos del monte para encontrar al asno… encontrándose ellos mismos varias veces, creyéndose que eran el asno que buscaban. Después de un tiempo, ambos lo encuentran, pero este ya había muerto. El compadre que ayudó, se disculpa y va de regreso al pueblo contando todos los hechos, por lo que a la larga fue conocido por los pueblos vecinos que les llamaban el pueblo de los rebuznos produciendo no serias peleas entre las comunidades aledañas… Dos funcionarios que rebuznan por todo el territorio buscándose el uno al otro, -diciendo de paso, ser los mejores en buscar asnos-, poniéndose así mismos y a los suyos en ridículo… Juzgue usted, querido lector, por qué este pasaje se vino a mi mente. 

Cuidado con los rebuznadores, que son muchos, están enojados, atacarán a cualquiera que les diga sus defectos y no les importa ni un comino las necesidades de los suyos. Aunque el pueblo sufra y muera, ellos siempre irán tras el asno muerto… o mejor dicho, buscarán el poder por el poder.