Advierten que Ómicron es resistente a dos de los principales tratamientos contra la Covid-19

Advierten que Ómicron es resistente a dos de los principales tratamientos contra la Covid-19

Mientras los hospitales de Estados Unidos se preparan para una nueva oleada de casos de coronavirus causados ​​por Ómicron, los médicos advierten sobre otro desafío: es poco probable que los medicamentos estándar que han usado para combatir las infecciones lo hagan contra la nueva variante.

Durante más de un año, los medicamentos de anticuerpos de Regeneron y Eli Lilly han sido los tratamientos de referencia para la Covid-19, gracias a su capacidad para prevenir enfermedades graves y mantener a los pacientes fuera del hospital.

Pero ambos fabricantes de medicamentos advirtieron recientemente que las pruebas de laboratorio sugieren que sus terapias serán mucho menos potentes contra Ómicron, que contiene decenas de mutaciones que dificultan que los anticuerpos ataquen el virus. Y aunque las empresas dicen que pueden desarrollar rápidamente nuevos anticuerpos dirigidos a la variante, no se espera que se lancen durante al menos varios meses.

Un tercer anticuerpo de la farmacéutica británica GlaxoSmithKline parece ser el mejor posicionado para luchar contra el Ómicron. Pero el medicamento de Glaxo no está ampliamente disponible en los Estados Unidos y representa una pequeña parte de los millones de dosis compradas y distribuidas por el gobierno federal. Los funcionarios estadounidenses ahora están racionando los escasos suministros de medicamentos a los estados.

“Creo que habrá escasez”, dijo Jonathan Li, director del Laboratorio de Especialidad de Virología de Harvard / Brigham. “Nos quedamos con un anticuerpo monoclonal autorizado por la FDA” con Ómicron debido a la eficacia reducida de los medicamentos de Regeneron y Lilly.

Los anticuerpos, administrados por inyección o infusión, son versiones de proteínas humanas fabricadas en laboratorio que ayudan al sistema inmunológico a combatir los virus y otras infecciones.

El fármaco de Glaxo, desarrollado con Vir Biotechnology, se formuló específicamente para unirse a una parte del virus que tiene menos probabilidades de mutar, según las empresas. Los primeros estudios de Ómicron simulados en laboratorio por los fabricantes de medicamentosinvestigadores externos muestran resultados prometedores.

El suministro del medicamento es “extremadamente limitado, y las dosis adicionales del producto no estarán disponibles hasta la semana del 3 de enero”, dijo el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos en un comunicado publicado en línea.

Después de detener la distribución el mes pasado para conservar el suministro, el HHS ahora está enviando 55 mil dosis del medicamento, llamado sotrovimab, a los departamentos de salud estatales, y las dosis llegan el martes.

La agencia dijo que está distribuyendo el medicamento a los estados en función de sus niveles de infecciones y hospitalizaciones.

El HHS recomienda que los estados conserven el medicamento para los pacientes de mayor riesgo que tienen más probabilidades de tener infecciones por Ómicron.

Los pacientes de alto riesgo incluyen personas mayores y aquellos con problemas de salud graves, como obesidad, enfermedades cardíacas, diabetes y trastornos del sistema inmunológico.

Antes de la pausa en los envíos, el medicamento de Glaxo representaba alrededor del 10% de las 1.8 millones de dosis de anticuerpos distribuidas a los funcionarios de salud estatales entre mediados de septiembre y finales de noviembre, según cifras federales.

Glaxo, con sede en Londres, dice que está en camino de producir 2 millones de dosis para mayo, en virtud de contratos con los Estados Unidos, Canadá, el Reino Unido, Japón y varios otros países.

Con información de AP.