Se agrava el rezago educativo en México y el mundo

Se agrava el rezago educativo en México y el mundo

Lorena Martínez Ixtepan

La pandemia detuvo de manera abrumante los sistemas educativos en todo el mundo y los cierres de escuelas afectaron a más de mil 600 millones de alumnos. Como se ha mencionado en reiteradas veces, la pandemia no ha impactado a todas las personas por igual. El virus sí entiende de fronteras cuando de desigualdad se trata y como bien sabemos, en México, la estrategia a seguir para combatir al virus fracasó pues la semana pasada se rebasaron las 300 mil muertes por este mal, entre ellos la de 900 menores de edad, según datos oficiales de la Secretaría de Salud.

Ante la llegada del virus la mayoría de los países cerraron sus centros escolares, como parte de sus estrategias para combatir la pandemia, afectando a casi todos los estudiantes del mundo y las consecuencias han sido devastadoras.

En un informe titulado “Estado de la crisis educativa mundial: un camino hacia la recuperación” elaborado por UNICEF, la UNESCO y el Banco Mundial, expertos realizan un balance de la situación de la educación en el mundo tras el cierre prolongado de las escuelas.

El informe presenta simulaciones actualizadas a escala mundial sobre las pérdidas de aprendizaje, así como una revisión de los datos disponibles hasta la fecha, provenientes de evaluaciones concretas de las pérdidas de aprendizaje debido al covid-19 en diferentes contextos. Por citar algunas cifras que se desprenden del estudio, en Sao Paulo (Brasil), los alumnos de primaria y secundaria solo adquirieron el 28% de lo que debían aprender en los cursos presenciales, y el riesgo de abandono escolar se multiplicó por tres. En las regiones rurales de Karnataka (India), la proporción de niños de tercer grado escolarizados en el sector público capaces de realizar una simple resta cayó del 24% en 2018 a solo el 16% en 2020, en México 3 de cada 5 niños menores de 12 años dejaron de estudiar (una verdadera tragedia social). Después de más de un año de cierre de las escuelas, se perdió el equivalente a un año de aprendizaje.

Estos datos muestran que las pérdidas de aprendizaje han sido significativas y sumamente desiguales, afectando de manera desproporcionada a los educandos más jóvenes y a los más pobres.

La pandemia ha agravado la crisis mundial del aprendizaje aún más de lo que se temía. Tristemente, el lugar de nacimiento condiciona un destino. En los países de ingresos bajos y medios, la proporción de niños afectados por la pobreza de aprendizaje –que ya era superior al 50% antes de la pandemia– aumentará drásticamente según las estimaciones de la investigación, quizás hasta el 70%.

La investigación muestra claramente como esta crisis incrementó en muchos sentidos las desigualdades educativas que ya existían antes de la pandemia de covid-19 en materia de educación. Sin embargo, otra consecuencia que se desencadena de esa falta de atención hacia este sector es que alrededor de 132, 622 menores de edad no acompañados intentaron cruzar a los EUA entre octubre del 2020 y agosto del 2021 y el trayecto de niños migrantes en México continúa agravándose, pues hasta el mes de octubre de 2021, la movilidad de niñas y niños menores de 12 años se multiplicó más de 6 veces con respecto a la cifra registrada en 2020, pasando de 4 mil 951 a 32 mil 309.

La FNERRR desde hace tiempo lo ha dicho, es necesario denunciar que nuestro país no cuenta con las capacidades de infraestructura, ni de recursos para garantizar los derechos de la niñez, el lema de amor al prójimo proclamado por López Obrador hasta ahora se ha concretado en la realidad. Que quede claro que la educación es la base del progreso y el desarrollo de una Nación. Es también fundamental para la igualdad y la libertad, razones más que suficientes para que este 2022 los responsables políticos tomen las medidas necesarias y hagan valer lo que por ley le corresponde a la niñez y juventud mexicana.

Los fenerianos de todo el país y de Veracruz en particular, nos disponemos a continuar denunciando la desatención educativa que padecen los estudiantes más humildes y seguiremos exigiendo se generen las condiciones en nuestras escuelas para que se reviertan, en la medida de lo posible, el grave atraso provocado por la pandemia. Ojála muchos estudiantes se sumen a esta lucha justa y necesaria.