Necesario protocolo para la cobertura periodística de casos de desastre

Necesario protocolo para la cobertura periodística de casos de desastre
  • Funcionaría como mecanismo de autorregulación consensuada para evitar la sobredimensión de la noticia

México requiere el diseño de protocolos que garanticen coberturas periodísticas de casos de desastre alejadas de intereses comerciales y sustentadas en una labor ética, responsable y profesional para la emisión de información adecuada de los sucesos a la población, señaló el maestro Gabriel Sosa Plata.

El académico del Departamento de Educación y Comunicación de la Unidad Xochimilco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y analista de medios de comunicación aseveró que esos documentos descartarían la difusión de circunstancias inexistentes, como la de Frida Sofía, presentada como supuesta sobreviviente del derrumbe del Colegio Enrique Rébsamen por el sismo de septiembre pasado.

El Defensor de las Audiencias del Canal 44, Señal Informativa y Radio UdeG, de la Universidad de Guadalajara, dijo que la radio desarrolló un trabajo “más eficiente, de calidad, amplio y oportuno que la televisión”, además de menos centralizado.

La encuesta de consulta Mitofsky reveló que los mexicanos se informaron sobre los acontecimientos del 19 de septiembre de 2017 por televisión en 68.8 por ciento; por radio en 10.8 por ciento, y por medios impresos en 2.5 por ciento, datos que colocan a los medios tradicionales con un poco más de 82 por ciento del porcentaje de noticias, respecto del 18 por ciento registrado por los digitales, entre los que Facebook destaca, con nueve por ciento.

Los canales tradicionales perdieron la batalla de la actualidad y la calidad, por eso centralizaron la atención en el Colegio Enrique Rébsamen aun cuando había otros escenarios afectados, a diferencia de la redes sociales, que demostraron “una condición nueva: el ejercicio de la ciudanía, no sólo en el marco de los derechos políticos, sino de la participación en el espacio público”.

Las redes sociales “no disputan a los medios tradiciones el papel de quién debe informar, ya que no es que sean mejores los datos que proveen, en todo caso, exigen un reconocimiento de que hay nuevos actores y de que la complementariedad es necesaria”.

La maestra Nashelli Arellano Barrera, jefa del Departamento de Medios y Redes del Centro Nacional de Prevención de Desastres, (CENAPRED), dijo que la radionovela Rio negro, realizada en Tilapa, Guerrero, promueve la protección ante los riesgos meteorológicos y sísmicos.

Por sus características ha sido utilizada como tema de formación didáctica y sensibilización pública para reducir amenazas en comunidades de alta marginación y vulnerabilidad.