Exposición con casi 250 piezas históricas y artísticas, da cuenta del ambiente previo a la promulgación de la Constitución de 1917

Exposición con casi 250 piezas históricas y artísticas, da cuenta del ambiente previo a la promulgación de la Constitución de 1917
  • A seis días de su apertura. Ha recibido la visita de más de 16 mil personas

Integrada por casi 250 piezas, entre documentos, obra plástica, mobiliario, fotografías y publicaciones, la exposición Los 100 días que hicieron al México moderno. El debate por la Constitución 1916-1917 ha sido apreciada por más de 16 mil personas a seis días de su apertura.

La muestra, inaugurada oficialmente este 15 de febrero, se encuentra en el Museo Nacional de Historia, Castillo de Chapultepec. Da cuenta del ambiente que se vivió durante los 100 días previos a la promulgación el 5 de febrero de 1917 de nuestra Carta Magna.

Durante un recorrido especial, el director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto, destacó que se trata de una sencilla pero magnífica exposición, que se suma a la celebración del centenario de la Constitución de 1917.

Abierta desde el pasado 9 de febrero en la Sala de Exposiciones Temporales del Castillo de Chapultepec, donde permanecerá hasta el 25 de junio, presenta de manera didáctica lo que significa para el país la Constitución así como el proceso de su realización.

La Revolución mexicana, precisó Diego Prieto, duró más de 10 años, es decir cerca de 3 mil 500 días, de los cuales fueron 100 las jornadas que dibujaron el nuevo semblante mexicano: “el de la esperanza fincada en la justicia, el de la justicia respaldada por la palabra, en la palabra empeñada convertida en ley”.

Indicó que esos 100 días que corrieron desde las elecciones de los diputados constituyentes hasta la promulgación de una novedosa constitución, son la génesis del México moderno que ahora vivimos.

El director del INAH señaló que fueron los constituyentes quienes cargados de optimismo, dibujaron el destino de la nación y contribuyeron a construir una nueva realidad, no para regresar al pasado, sino para imaginar una sociedad más justa y una patria más digna.

Por su parte, el director del Museo Nacional de Historia, Salvador Rueda Smithers aseguró que esta exposición “trata de reivindicar la memoria frente a la historia, las ideas frente a los hechos. Busca dibujar los rostros de hombres que a lo largo de 100 jornadas tuvieron la tarea de imaginar que los problemas podían resolverse, que las relaciones sociales debían regularse para acercar al mayor de los ideales: la justicia”.

En presencia de José Enrique Ortiz, coordinador Nacional de Museos y Exposiciones del INAH, señaló que esta exposición muestra al México que nacía de la Revolución, que no podía añorar la paz porfiriana sino en el que se pensaba que la naturaleza de las cosas podía mejorar, por lo que se armó un pilar jurídico de las esperanzas de una sociedad que buscaba cambiar.

Los 100 días que hicieron al México moderno recibe al visitante con Una niña aprendiendo la historia de Ángel Zárraga y cuenta con un facsimilar de la Constitución de 1917, además de piezas emblemáticas como la maqueta del mural del Hospital La Raza de David Alfaro Siqueiros y una silla presidencial de la segunda mitad del siglo XIX.

El público también podrá admirar la reproducción facsimilar del Plan de Guadalupe de 1913, obras de Diego Rivera como El sueño de los pobres y Los frutos de la tierra, billetes del gobierno constitucionalista, el sarakof y las mitazas de Francisco Villa, grabados de Alfredo Zalce, cromos del Congreso Constituyente, así como escuchar uno de los discursos más emblemáticos de Venustiano Carranza.

La exposición que cierra con un mural de Jorge González Camarena estará abierta al público hasta el 25 de junio en el Museo Nacional de Historia, Castillo de Chapultepec, en horario de martes a domingo de 9:00 a 17:00 horas. Costo: $70. Domingos, entrada libre.