La Orquesta Escuela Carlos Chávez interpretará la Sinfonía Heroica, este fin de semana en el Cenart

La Orquesta Escuela Carlos Chávez interpretará la Sinfonía Heroica, este fin de semana en el Cenart
  • Además, interpretará Los preludios, Poema sinfónico núm 3 de Franz Liszt

Escrita hace más de 200 años (entre 1802 y 1804), la Sinfonía núm. 3 Heroica, de Ludwig van Beethoven, es considera hasta la fecha una de las mejores obras sinfónicas de la historia por el empleo de los recursos técnicos (armonía, contrapunto e instrumentación), un reto musical que la Orquesta Escuela Carlos Chávez (OECCh) tomará este fin de semana, bajo la dirección orquestal de José Guadalupe Flores.

Serán dos conciertos a realizarse el sábado 19 y domingo 20 de mayo, en el Auditorio Blas Galindo del Centro Nacional de las Artes (Cenart), donde esta agrupación artística del Sistema Nacional de Fomento Musical (SNFM) mostrará sus habilidades técnicas e interpretativas, no sólo con la ejecución de esta célebre obra de Beethoven, también con Los preludios, Poema Sinfónico núm. 3 de Franz Liszt.

El poema sinfónico Los preludios, es considerado por la crítica como el más famoso de los 13 poemas del compositor austro-húngaro, concebida en 1848 y que nació como obertura para el ciclo coral Los cuatro elementos, por la cual Liszt reconfiguró la música y lo estructuró con una cita de Alphonse de Lamartine (poeta y político francés) que versaba así “¿qué es nuestra vida si no una serie de preludios a ese himno desconocido cuya primeras y solemnes notas son entonadas por la muerte?”.

En este sentido, la partitura de esta obra que se publicó dos años más tarde incluyó un sumario vago de aquel poema de Lamartine, en el que se enfatizan puntos de conexión de la poesía con la composición musical, como por ejemplo la secuencia de estados de ánimo: introductorio, con acordes y arpegios, el pizzicato en las cuerdas y el arpa, para sugerir la llamada del poeta a su musa; en pocas palabras, Liszt no intentó interpretar las imágenes del texto literario sino crear un poema musical paralelo.

En el contexto histórico, cabe señalar que esta obra también cobró fama en esa época porque Beethoven admiraba la Revolución Francesa, por lo que en principio la sinfonía número 3 estaba dedicada a Napoleón, sin embargo, cuando el célebre militar francés se autocorona emperador en 1804, el compositor alemán cambia la idea de llamarla Bonaparte, por Heroica y dedicarla a uno de sus mecenas:el príncipe Franz Joseph Lobkowitz.

La cita para disfrutar de estas presentaciones es el sábado 19 de mayo, a las 13:30 horas y el domingo 20, a las 18:00 horas, en el Auditorio Blas Galindo del Centro Nacional de las Artes.