Del tolerar la intolerancia a la “minoría rapaz y secuestradora” de AMLO

Del tolerar la intolerancia a la “minoría rapaz y secuestradora” de AMLO

ESTÉNTOR POLÍTICO
Por: Miguel Ángel Casique

Luego de que ayer se publicó un desplegado del Consejo Mexicano de Negocios, que dirige Alejandro Ramírez, y que es una parte importante de los empresarios mexicanos, pero que el candidato morenista Andrés Manuel López Obrador llamó “minoría rapaz y secuestradora”, también salieron a relucir otras declaraciones que, quizá, por no generar tanta “polémica o morbo” mediáticos no estuvieron en notas de ocho columnas, pero que al verlos con más detenimiento y con algo de seriedad, bien vale la pena comentarlos.

Las declaraciones son de Enrique Peña Nieto y dicen: “No se puede tolerar la intolerancia..” y que defiende “el derecho a disentir…”; y efectivamente son dos temas o dos frases que deben ser reflexionados por todos los mexicanos, y más en estos momentos en que la situación de inestabilidad social y de agresiones verbales entre los candidatos, -y aquí que cada quien se quite la capa del color que sea- y reflexione como ciudadanía sobre estos planteamientos.

Pero no hay ninguna duda de que la intolerancia y aquí el mensaje es muy claro, hacia lo que dijo López Obrador, no debe ser y no puede seguir y ya los mexicanos se deben dar cuanta, no sólo para emitir su voto en julio próximo, sino para no tener jamás a políticos intolerantes, prepotentes y soberbios que no estén por la atención de las necesidades y peticiones elementales de la población.

Sobre el derecho a disentir no hay, tampoco, ninguna duda de que debe existir, así es como las grandes ideas sobresalen y surgen para crear algo nuevo, tanto en el pensamiento como materialmente; del debate y el no estar de acuerdo con algo concreto, siempre y cuando sea bien razonado y apegado a la realidad, habrá beneficio para quienes lo practiquen.

México, nuestro país, ya está lo suficientemente lastimado para que en esta, -que muchos analistas, políticos, periodistas…-, llaman “La elección más grande de la historia”, se estén presentando, por parte de López Obrador, agresiones verbales y ataques personales no contra los empresarios, sino contra cualquier persona que no esté de acuerdo con él o con su “filosofía”, que es superficial y que no tiene ningún sustento ideológico; no se debe olvidar que él sólo toma el descontento generalizado, -eso sí, creado por los malos gobiernos priistas y panistas, incluido el de él mismo por su paso como gobernante de la Ciudad de México, donde alrededor de 9 millones de capitalinos siguen padeciendo mal transporte, inseguridad, pobreza, violencia-, y por esa vía llevar agua a su molino.

Obrador aún no es presidente y ya actúa como si lo fuera (alguien le podría decir que “del plato a la boca…) y como se vio ayer en el reestreno de “Tercer Grado”, nuevamente no pasó de su “Mafia del poder”, “Corrupción y corrupción” y “su Amor y paz”; tres frases que sólo buscan que cada mexicano esté contra las dos primeras y de acuerdo con la tercera y de inmediato vote por él; sin embargo, hay millones de mexicanos que ya están despertando y descubriendo la chapuza y manipulación de Obrador. En esta elección el pueblo va a quedar más educado y con la idea de organizarse más rápido para cambiar su situación de miseria y pobreza pues sólo él como una roca fuerte y maciza podrá golpear, no a un morenista, priista o panista, sino al sistema político que ya es caduco y obsoleto.

Estamos a poco menos de dos meses de la elección presidencial y esos 57 ó 58 días, seguirán sirviendo para que los mexicanos razonen el actuar de sus políticos y también sobre que nuestra patria no necesita más políticos iguales o peores, sino una verdadera fuerza capaz de ir contra todo, contra la raíz de los males sociales y cambiar, de “tajo” la forma de gobernar y, eso requiere, no un cambio de políticos o de partidos existentes ya en el poder, sino nuevos políticos, un nuevo partido que sea del pueblo y que garantice bienestar y progreso sociales para todos. No está tan lejos, y llegará el va a llegar el día, ésta no es pregunta, sino afirmación.

El clímax no político…

Nos comentan que con pérdidas anuales que ya están por arriba de los 30 mil millones de pesos, la ordeña de ductos en Pemex incrementa el famoso huachicoleo, que es una de las principales fuentes de ingreso del crimen organizado, según lo publican un día sí y otro también, los medios de comunicación.

Así, en este hurto Puebla ocupa el primer lugar respecto a instalación y desmantelamiento de tomas clandestinas, seguida por Veracruz, Hidalgo, Jalisco, Guanajuato y Tamaulipas, entidades en la que la vigilancia se ha multiplicado, lo que ha repercutido en un mayor descubrimiento de esas tomas y su inhabilitación; pero alguien dijo recientemente que mientras una se inhabilita aparecen dos o tres más; según esto se ha identificado a mil 600 personas relacionadas con la ilegal actividad, la que en promedio ocasiona al año pérdidas por 30 mil millones pesos a la empresa paraestatal. Alguien también debería hacer una pesquisa para saber si esto sólo es para financiar al crimen organizado o también hay familias enteras que viven de la actividad; ¡a lo mejor también es culpa de la corrupción!. Por el momento, querido lector, es todo.

Envía tus comentarios o sugerencia a Esténtor Político en mcasiquem@gmail.com o en twitter @MCasiqueOlivos y Facebook: /MCasiqueOlivos