Periodistas y prensa deben tener criterio humanista para servir a la población

Periodistas y prensa deben tener criterio humanista para servir a la población

ESTÉNTOR POLÍTICO
Por: Miguel Ángel Casique

Este martes en su cuenta oficial de twitter ONU-DH México condenó los mensajes de odio que incitan a la violencia, se dijo que la #LibertadDeExpresión no ampara, de ninguna manera, la propagación de mensajes que hagan apología del odio nacional, racial o religioso y que constituyan una incitación a la violencia.

Y efectivamente, el derecho a la libre expresión no es decir y gritar a los cuatro vientos, dijera alguien sólo porque la lengua no tiene hueso, lo que al individuo se le antoje u ocurra, sin detenerse a pensar que eso puede dañar moral o físicamente a otro individuo o, incluso, a un grupo de personas o sociedad entera; lamentablemente en México el periodismo, y por deducción los periodistas, también se han alejado de los verdaderos problemas sociales que enfrenta el país; los periodistas se han deshumanizado y el pensar y actuar de muchos de ellos se ha trasladado a las empresas mediáticas

En otro tweet de ONU-DH señaló que “Un medio responsable y comprometido con la “LibertadDeExpresión y su audición es aquel que no tolera mensajes de odio por parte de quienes abusan de una tribuna pública para lanzarlos”. Sin duda este texto también suena idóneo y todos los medios responsables no deben tolerar los mensajes de odio, vengan de quien vengan, y menos aprovecharse de las tribunas que tienen, sean mediáticas o de instituciones políticas, de gobierno o públicas.

Pero… ¿quién no ha visto a un presidente de la República, gobernador, senador, diputado o presidente municipal, actuar con prepotencia y abuso de autoridad?, o… ¿quién no ha visto, que abusando de su poder mediático, -conductores de programas de televisión, de radio o editorialistas-, abusan de sus espacios para convertirse en jueces y sancionar a un ciudadano?. La respuesta la tienes tú, querido lector.

Una sociedad descompuesta por culpa de sus instituciones y sus gobiernos que no saben gobernar y ponerse a la altura de representantes de los ciudadanos, también se ve reflejada en su prensa y en su periodismo. Educar al pueblo es y seguirá siendo, también, una tarea del periodismo y del periodista y se hace necesario y urgente más en estos tiempos en que no enfocan sus baterías en presentar los problemas sociales que tiene México. Los medios informativos deben presentar la realidad para educar a la población y los comunicadores y periodistas deben formarse un criterio humanista y que esté destinado a servir a los mexicanos; no hacerlo, también es sumarse al camino de inestabilidad social.

Los periodistas tienen ahora, más que en otra época, la tarea relevante e importante de educar al pueblo con una política que lo conduzca y lleve a analizar, a razonar y a sacar conclusiones que les diga cómo se pueden cambiar las cosas. Los medios también pueden, con responsabilidad, llevar a una sociedad a una nueva forma de gobernar, siempre en beneficio de las mayorías y no de una minoría encumbrada en el poder político. Ya lo dijo el escritor ruso Boris Polevoy, el trabajo de un periodista nos relaciona de manera interesantísima con los ciudadanos y nos permite observar su actividad diaria y así el periodismo aguza la vista y el oído; y los hechos que la vida nos ofrece debe suplir nuestra carencia de fantasía. Si hoy vemos odio e incitación a la violencia, los medios y los periodistas no se deben sumar, sino advertir de lo peligroso que es para nuestra sociedad.

El clímax no político…

Y pasando a otros temas, nos comentan que ya se estima que la Ciudad de México, el Edomex, Veracruz y Oaxaca, serán las entidades que más votos aportarán en las próximas elecciones del 1 de julio ya que entre todas representan casi el 30% de los habitantes con credencial de elector. De acuerdo con datos del Instituto Nacional Electoral, estos cuatro estados son los que más votantes tienen en la lista nominal y en el caso de la capital del país, se estima que 11 millones 282 mil 787 habitantes salgan a votar, lo que representa el 12.62% de la lista nacional. En el caso del Estado de México, seis millones 995 mil 630 personas podrán votar, lo que representa 7.82% del total de votantes. De qué color se pintarán estos cuatro estados? Lo podemos saber ya, quizá, antes del segundo debate, o sea el próximo 20 de mayo.

El Tribunal Electoral en el Estado de Durango determinó que por no reunir los requisitos el Movimiento Ciudadano queda fuera de la Candidatura Común para integrar los 15 distritos locales por mayoría relativa, que conformaba con el PAN, PRD y el Partido Duranguense. En sesión pública los tres magistrados del tribunal electoral local y por unanimidad acordaron revocar el acuerdo que presentó el Consejo General del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana en el cual se desechaba la candidatura común por los cuatro partidos.

De esta manera, Acción Nacional, el Partido de la Revolución Democrática y Duranguense, tienen tres días para que si así lo desean vuelvan a presentar el convenio para la candidatura común por mayoría relativa. Además, se dio a conocer que el responsable de la candidatura común tiene un plazo de 48 horas para que dé respuesta a lo solicitado y en término de 24 horas para que informe al Tribunal Electoral sobre su implementación.

De acuerdo con el último informe del Observatorio de Salarios de la Universidad Iberoamericana, en Puebla la precariedad laboral ha aumentado desde los últimos 12 años y alcanzar hasta el 75 por ciento de los trabajadores. Además, durante el 2017 el territorio poblano se ubicó como la cuarta entidad con peores sueldos, el cual en promedio era de 3 mil 237 pesos.

En la investigación se detalla que en 2005, el 71.60 por ciento de los poblanos estaba en precariedad laboral y para 2017 el porcentaje aumentó hasta 75.02 por ciento. Estos periodos muestran los resultados de cómo se encuentran tras las administraciones de Rafael Moreno Valle Rosas y José Antonio Gali Fayad. Por lo pronto, se dio a conocer que el Estado de Puebla en materia de precariedad laboral, tan sólo está por arriba de Morelos, Chiapas y Tlaxcala. Por el momento, querido lector, es todo.

Envía tus comentarios o sugerencia a Esténtor Político en mcasiquem@gmail.com o en twitter @MCasiqueOlivos y Facebook: /MCasiqueOlivos