Quien propone regular las marchas no deja de ser un enemigo popular

Quien propone regular las marchas no deja de ser un enemigo popular
 ESTÉNTOR POLÍTICO

Por: Miguel Ángel Casique Olivos

En el mes de marzo, Mikel Arriola se registró como candidato del Partido Revolucionario Institucional por la Jefatura del Gobierno de la Ciudad de México. En este mismo sentido, el candidato tricolor aseguró que desde el primer día de su gobierno, regulará las marchas y castigará con mano firme a los delincuentes que roban a los capitalinos en la calle, en el transporte, en sus casas y en los comercios.

Lo anterior, dijo Arriola, al referirse a los “males” de la ciudad son producto de los gobiernos corruptos de Morena y PRD que han sido “el peor veneno” para la vida democrática de la Ciudad de México; pues resulta que este lunes con motivo de las protestas de la CNTE, volvió a la carga y aseguró que las marchas que ocasiona la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, son una reminiscencia de lo que desea Morena en la capital. Por ello, Mikel Arriola llamó a regularizar las marchas para que no afecten a terceros, al señalar que está claro que la Coordinadora está en contubernio con Andrés Manuel López Obrador.

Sin ver a detalle los motivos de fondo de cada protesta, cosa que los gobiernos y autoridades políticas nunca lo hacen, lo que sí es cierto es que cualquier político, sea candidato o ya encumbrado en el poder, que se proponga regular las marchas o que como aquella loca propuesta de la creación de un “marchódromo” porque se afecta a terceros, no dejará de ser un político enemigo de la población y de la libertad de expresión.

Porque si en México y en el mundo algo le queda a la población inerme e indefensa ante las injusticias de los poderosos es ejercer la libre manifestación en defensa de sus intereses y cómo último y único recurso para hacerse escuchar ante los oídos sordos de sus malos gobernantes y políticos. Escuchar a Don Mikel hablar de regular o reglamentar las marchas no le ayuda en nada a su campaña electoral con la intención de ganar la jefatura de gobierno. Pareciera que en lugar de querer ganar el sólito se echa más gasolina.

Por otro lado nos comentan que ayer mismo El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Trife) avaló las candidaturas polémicas de Napoleón Gómez Urrutia y Miguel Ángel Mancera. El Tribunal resolvió avalar las candidaturas plurinominales al Senado de Miguel Ángel Mancera y Napoleón Gómez Urrutia; recordemos que ambos personajes ha sido cuestionados, sobre todo Miguel Ángel Mancera por haber dejado, en la CDMX tareas pendientes en materia de seguridad, vivienda y obras inconclusas en apoyo a los damnificados por los sismos de septiembre del año pasado; es más aún en el Predio “La Ciénaga”, al menos 300 familias le recuerdan al ex jefe de gobierno que es un represor pues mandó maquinaria pesada y granaderos a destruir sus hogares y hasta la fecha su gobierno sigue sin dar solución esa problemática de vivienda.

Pues ahora resulta que el pleno ratificó estas candidaturas, a cargo de la presidenta del Tribunal, Janine Otálara, quien elaboró dos proyectos de resolución iniciales con el objetivo de ratificarlas pese al rechazo de bancadas como el del PAN, el cual a través de su líder de los diputados, Marko Cortés Mendoza, pidió al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) respetar la constitución y no avalar la candidatura plurinominal del ex líder de mineros por parte de Morena

Y es que, con mayoría, se declararon infundadas las impugnaciones sobre la inelegibilidad de Napoleón Gómez reside en que los requisitos para ser Senador es que sean residentes en el país, al menos por seis meses, y no tener una doble nacionalidad admitiéndole una carta de nacionalidad mexicana expedida por la Secretaría de Relaciones Exteriores.

El clímax no político…

En Querétaro, militantes de Morena en el municipio de “El Marqués”, nos platican, que dejaron de apoyar a su candidato para la alcaldía de ese municipio, Jorge Lomelí, por considerar que cae en nepotismo e impone a personas al interior de la planilla de regidores.

Esto, luego de darse a conocer que la asamblea donde se elegiría a su candidato y la planilla de regidores, no se llevó a cabo porque personas enviadas por el propio Jorge Lomelí “reventaron esa asamblea, sin que la misma se hiciera, por lo que hubo inconformidades al interior del comité estatal de ese partido llamado de izquierda.

Por ello, se calificó como una simulación la elección de candidato para la presidencia municipal de El Marqués, por lo que cerca de 500 militantes de Morena en El Marqués no apoyarán a Lomelí en sus aspiraciones a la alcaldía.