La innovación implica cambios de conducta y pensamiento, no sólo tecnológicos

La innovación implica cambios de conducta y pensamiento, no sólo tecnológicos
  • Emilio Sacristán Rock participó en el Ciclo de Conferencias Magistrales Encuentro con los Premios Nacionales

La innovación es un proceso que no sólo involucra la creación de tecnología: es también resultado de un largo camino para lograr cambios de comportamiento y pensamiento en la gente, aseguró el doctor Emilio Sacristán Rock, profesor-investigador de la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

En el Ciclo de Conferencias Magistrales Encuentro con los Premios Nacionales en Ciencias, innovación y diseño, realizado en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, el académico refirió que la tecnología es, en realidad, una herramienta para provocar la innovación y ésta sólo es efectiva si en verdad ayuda a solucionar problemas cotidianos.

“Aprendí lo poderoso que puede ser mi trabajo como ingeniero y luego no pude dedicarme a otra cosa, y en México atestigüé que había mucho trabajo original, extraordinario y de alto nivel en los laboratorios de las universidades, pero que se quedaba guardado en el cajón, no llegaba al paciente y, por tanto, no alcanzaba un uso masivo, por ello me di a la tarea de buscar que esos desarrollos pudieran trasladarse a la realidad”.

Al dictar la conferencia magistral ¿Quieres innovar? el docente del Departamento de Ingeniería Eléctrica relató que al principio fue muy difícil porque “me percaté de que más que inventar algo es necesario hacer varios esfuerzos para llegar a la comercialización de todas esas ideas científicas”.

El director del Centro Nacional de Investigación en Imagenología e Instrumentación Médica (ci3m) de la UAM recomendó tomar un pequeño nicho de mercado que no requiera de una gran inversión, “que además no tenga mucha competencia y así aprendes cuáles son los mejores métodos para comenzar a implementar algo”.

Ante todo se debe pensar en grande, “siempre en mi carrera ante los obstáculos lo mejor ha sido generar un proyecto más ambicioso, complejo o interesante, pues es difícil desarrollar una tecnología para provocar un cambio, pero lo que más disminuye el riesgo es poder atraer dinero y talento, y si apuestas chiquito es fácil abandonar cualquier proyecto”.

Uno de sus desarrollos más complejos ha sido la invención de un corazón artificial utilizado en pacientes enfermos, el cual está hecho con base en inteligencia artificial que regula todo el sistema sanguíneo de la persona y diseñado para que atienda todo tipo de fallas cardíacas. Un ejemplo, detalló es que puede ser útil al momento de hacer una operación a corazón abierto.