En delegación Cuauhtémoc, Jefe de Unidad Departamental de Amparos, acosador sexual

En delegación Cuauhtémoc, Jefe de Unidad Departamental  de Amparos, acosador sexual

Resulta que en la delegación Cuauhtémoc, hay un sujeto que porque se siente protegido por el Delegado Político en esa demarcación, Rodolfo González Valderrama y la señora Evelin Esther Hernández, jefa de Recursos Humanos, se ha convertido en el terror de las secretarias de esa área, a las cuales acosa sexualmente y laboralmente, además de tenerlas amenazadas.

Este sujeto de nombre Francisco Javier Guerrero Nuño, comenzó a laborar desde octubre del 2016 y desde esa fecha, ha cometido un sinnúmero de atrocidades en contra de las féminas que ahí laboran, y el caso más reciente es el de la señora María Lilia Noverola de los Angeles, a quien ha acosado sexualmente y al no obtener los favores que requiere, se ha vuelto su pesadilla, porque logró ponerla a disposición de personal, donde no se ha podido ubicar porque el energúmeno, al saber que la van a ocupar, se presenta con el jefe del área y a base de artimañas, logra que no la ocupen.

A esta señora, tuvo la desfachatez, de acariciarle las piernas e insinuarle con palabras propias de un enfermo sexual, que la haría suya a como diera lugar, si no que se atuviera a las consecuencias.

Los bajos instintos de Guerrero Nuño hicieron que a la señora referida, la pusieran a disposición de personal, desde enero, y a la fecha y no ha podido ser reubicada por la encargada de dicha área, Evelin Hernández, quien se lava las manos diciéndole a la afectada “que no es de su área ese tipo de problemas y que se las arregle como pueda”.

La señora Lilia, a la fecha sigue firmando su entrada y salida en Recursos Humanos, sin gozar de los beneficios que otorga a sus trabajadores la delegación Cuauhtémoc, la cual se pone en entredicho, teniendo en sus filas a un enfermo sexual como lo es el dizque licenciado Francisco Javier Guerrero Nuño, quien goza de la protección –dicho por él mismo- del delegado, Rodolfo González Valderrama, de la jefa de Recursos Humanos, Evelin Esther Hernández, de la Secretaria General de Gobierno, del Contralor Jesús Octavio Chávez Avila, entre otros funcionarios que hacen caso omiso a las demandas de sus trabajadores como ésta de la señora María Lilia Noverola de los Angeles, la cual tiene 30 años de laborar en la oficina de amparos y por no acceder al hostigamiento sexual y laboral de ese sujeto, ha sido perjudicada en su salud y bienestar familiar.

Hacemos un llamado al actual Jefe de Gobierno de la CDMX, José Ramón Amieva para que ponga y abra una investigación sobre este sujeto que pone en serios aprietos a la demarcación política en Cuauhtémoc y del cual se saben varias anomalías que ha hecho en ese departamento ante la complacencia de las autoridades respectivas.

De abrirse la cloaca en la delegación, caerán muchos funcionarios que como él, hacen de la suyas con el personal en lugar de trabajar.