Fabio Morábito recibe el Premio Xavier Villaurrutia 2018

Fabio Morábito recibe el Premio Xavier Villaurrutia 2018
  • El autor agradeció este galardón, uno de los de mayor abolengo en el país
  • La secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, señaló que se necesitan más textos como los del galardonado, para que se difundan y se traduzcan a las lenguas originarias

Por la novela El lector a domicilio, Fabio Morábito fue galardonado con el Premio Xavier Villaurrutia de Escritores para Escritores 2018, el cual recibió la tarde de este martes 11 de junio  en el Palacio de Bellas Artes.

El autor se dijo emocionado y contento por ser reconocido con uno de los premios de mayor abolengo en México, que lleva el nombre de Xavier Villaurrutia, uno de sus poetas favoritos al que considera el más íntimo, misterioso y secreto de los poetas mexicanos.

Durante la ceremonia de recepción, Fabio Morábito reveló algunos detalles de su labor, como su fobia a los adverbios y que se debe escribir aceptando lo incongruente de la vida: “dejar que la historia se haga cargo de sus anomalías, permitir que el flujo de acontecimientos transcurra siguiendo sus surcos y tener fe en que los hilos sueltos encontrarán en algún momento la forma de anudarse”.

Ante la comunidad literaria que se dio cita en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, celebró que Morábito, quien nació en Alejandría, un lugar donde el libro, la literatura y la palabra tienen un claro marcaje, se haya hecho de este premio.

Por su parte, Tedi López Mills apuntó que El lector a domicilio es una obra excepcional con una historia fascinante y angustiosa, que ocurre en la ciudad de la eterna primavera y cuyo protagonista es Eduardo Valverde, un joven de casi 35 años que por accidente cumple con una labor comunitaria como lector a domicilio.

El problema es que cuando lee en voz alta, Eduardo no entiende lo que lee y esta historia de intrigas, extorsión, amor, erotismo y de experimentos desatinados con un poema sublime, da un giro completo cuando el lector a domicilio descubre un poema de Isabel Fraire.

La directora del INBAL, Lucina Jiménez, fue la encargada de entregar el diploma de este reconocimiento que, dijo, es un premio de una gran generosidad ya que en él los escritores se reconocen entre sí.

Ahora, apuntó, lo recibe Fabio Morábito quien en El lector a domicilio hace un homenaje al ejercicio de la lectura sin la cual la literatura no encuentra su ciclo mágico, en el que la imaginación nos permite abrir ventanas, mundos y horizontes.