Dora y la ciudad perdida; una heroína para los latinos

Dora y la ciudad perdida; una heroína para los latinos

Criada en la jungla, Dora está acostumbrada a librar cualquier peligro, pero ahora en la pantalla grande la aventura será más complicada porque llega en su versión adolescente.
En Dora y la Ciudad Perdida, que llega hoy a las salas del país, los padres de la protagonista (Eva Longoria y Michael Peña) deciden mandar a la joven, interpretada por Isabela Moner, con su primo Diego (Jeff Wahlberg) a la ciudad, para protegerla de los peligros de la selva.
“Cuando me enteré que estaba el plan de hacer la película me pregunté ¿cómo va a funcionar?, no estaba muy convencida porque amaba la caricatura, pero luego leí el guion y me pareció realmente graciosa la manera en la que la transportaron al mundo real.
“Específicamente me pareció increíble que representa un poco la experiencia migratoria, porque Dora es literalmente una inmigrante, no sabe qué partes de ella mantener y cuales asimilar a su entorno, entonces es una situación muy divertida y linda con la que cualquiera se podrá identificar”, expresó Moner en entrevista.
Moner lleva al personaje a dar un mensaje de aceptación, más allá de la pura aventura. Además, aparecen las figuras que la acompañaban en la versión animada, Mochila, Mapa, Botas y el malvado Zorro (con la voz de Benicio del Toro en la versión en inglés).
“Lo increíble de Dora es que, si bien estamos en una aventura en la selva, también estamos en nuestra propia aventura espiritual, este viaje en el que cada uno pasa por distintos procesos.
“Dora tiene ese efecto contagioso en las personas, está tan cómoda consigo misma que todos alrededor de ella quieren eso también, tiene ese poder de hacer que las personas vean dentro de sí y descubran quiénes son realmente”, compartió Wahlberg.