Terminator enaltece a los actores latinos en Hollywood

Terminator enaltece a los actores latinos en Hollywood

Durante décadas, los actores latinos han interpretado personajes ligados a la delincuencia, la prostitución y el trabajo doméstico en las películas de Hollywood, pero hoy el panorama cambia y Terminator: Destino oculto, los dignifica a través de su historia.
Así lo destacó la actriz colombiana Natalia Reyes, quien en la sexta entrega de la afamada saga fílmica interpreta a “Daniella Ramos”, una joven que debe escapar del nuevo T-1000 o Terminator Rev-9, interpretado por Gabriel Luna.

“Sarah Connor”, a quien encarna Linda Hamilton, será quien la proteja junto con la canadiense Mackenzie Davis, quien hace el papel de la ciborg “Grace”, un híbrido humano-máquina y soldado asesino enviado desde el futuro.

“No sólo la participación latina en Hollywood ha sido muy baja, sino que ha sido mal representada. Siempre hemos sido relacionados con la ilegalidad, la prostitución y las drogas, pero el mundo está cambiando y Hollywood también”, expresó Reyes durante su visita a México como parte de la promoción del filme que protagoniza Arnold Schwarsenegger y que se estrenará el próximo 1 de noviembre.

Natalia Reyes hace su debut en la “Meca del Cine”
La colombiana, quien resaltó en 2018 como estelar del filme Pájaros de verano y debuta en el cine estadounidense de gran formato a través de esta producción, resaltó que hoy en día, los latinos están rompiendo los paradigmas y estereotipos del pasado.
“’Dani’ es un personaje que no tiene nada que ver con la ilegalidad, es luchadora, amorosa, trabajadora y directa. Creo que le hace justicia a la mujer latinoamericana”, destacó la actriz de 32 años que debió dominar el acento mexicanizado para darle credibilidad a su papel.
Natalia Reyes, quien se define como “La colombomexicana”, fue elegida de entre cientos de aspirantes. Nunca había participado en una producción de tal magnitud. Sobre todo, le sorprendió que detrás de cámaras se componía un engranaje impresionante de por lo menos 600 personas.