Cultura comunitaria, eje de la nueva institucionalidad del sector en México

Cultura comunitaria, eje de la nueva institucionalidad del sector en México

Por Joana Juárez

La nueva institucionalidad cultural del gobierno de la denominada Cuarta Transformación (4T) ha puesto en el centro la cultura comunitaria, lo que marca una diferencia importante de visión, respecto de sexenios anteriores, sostuvo el doctor Eduardo Nivón Bolán, académico de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Al abordar el tema La Secretaría de Cultura, la de ayer, la de hoy explicó que sin embargo será problemático evaluar este programa, ya que su pretensión es llegar a los 700 municipios del país, pero la dependencia no cuenta con la infraestructura para hacerlo, por lo que creó un plan específico y una serie de instrumentos para alcanzar el objetivo.

“Con la idea de desarrollar sus proyectos, la Secretaría ha contratado personal para trabajar en Misiones por la diversidad cultural, Semilleros creativos, Territorios de paz y Comunidades creativas y transformación social, aunque no todas las localidades poseen una estructura mínima que garantice su permanencia”, afirmó el docente del Departamento de Antropología de la Unidad Iztapalapa.

En la primera emisión de la serie de tres programas televisivos de debate en torno a la 4ta. Transformación ante el sector cultural Conéctate a la Casa Rafael Galván expuso que el cambio emprendido durante la etapa neoliberal trajo la democratización del proceso electoral que resultó en la transición política, después de muchos años de partido único, así como la creación –en 1989– del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), cuyo decreto de creación “fue muy bueno en términos de participación de la sociedad, junto con la instauración del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) mediante el cual el Estado financió la creatividad”.

Con el actual gobierno, por vez primera un equipo que procede de las culturas populares dirige la Secretaría, que antes fue encabezada por grupos de fomento artístico o del campo de patrimonio que tienen que ver con la visión elitista y formal del concepto.

Sin embargo “ha faltado la voz de la titular sobre diversos temas que atañen a la comunidad artística, pues si bien es bueno atender el sector comunitario, no se puede abandonar el fomento ni la presencia en otros países”.

El miembro del Sistema Nacional de Investigadores, Nivel III, calificó de misterio el curso de la política cultural del gobierno, “que se podrá evaluar cuando conozcamos el Programa Nacional, pero por ahora no sabemos qué se está haciendo, pues hay un vacío por parte de la Secretaria del ramo, que no está al frente de las demandas del sector, las cuales van más allá de la cultura comunitaria: desde las exigencias de los creadores hasta los problemas para difundir nuestra creatividad en el mundo”.