Presenta el artista plástico Enrique Fuentes la segunda parte de su Nueva Lotería Mexicana

Presenta el artista plástico Enrique Fuentes la segunda parte de su Nueva Lotería Mexicana
  • El Museo Francisco Cossío tiene la primicia de exponer la serie completa para celebrar su 49 aniversario. El proyecto está diseñado para exponerse en conjunto

Tras haber presentado la primera parte de la exposición Nueva Lotería Mexicana hace tres años, el artista plástico Enrique Fuentes retoma el proyecto y regresa al Museo Francisco Cossío, en San Luis Potosí, para presentar la segunda parte de esta serie compuesta por 54 obras, la cual podrá ser admirada hasta febrero de 2020. 

El artista originario de la Ciudad de México explica en entrevista que la muestra es el resultado de una propuesta originada en Europa hace diez años, lugar donde radica desde hace veinte. 

A partir de entonces, comenzó a buscar nuevos personajes que para él representan una iconografía inédita de este popular juego, el cual proviene realmente de Europa —específicamente, de Francia—, pero con el tiempo se fue mexicanizando, precisa el entrevistado.

El artista descubrió con sus investigaciones que en los últimos 50 años nadie se había dado a la tarea de renovar las imágenes, por lo cual decidió buscar nuevos personajes que identificaran la cultura popular, siempre de manera respetuosa y bien fundamentada, recalca.

Además de darles vida con sus óleos, crayones grasos, carboncillos y variedad de pigmentos y técnicas mixtas sobre cartón en formato vertical, Enrique comenta que estos protagonistas representan la idiosincrasia nacional vista desde los aspectos social, antropológico y sociológico.

“Es un abanico de posibilidades que esta lotería puede abarcar: desde la pintura, partiendo del punto de vista visual y estético, hasta la literatura, que se está generando paralelamente con el Colegio de San Luis, donde están muy interesados en hablar de dónde venimos, qué ha pasado con esas imágenes que nos representan cuando nos presentamos iconográficamente frente al mundo”, comenta.

La primera parte de Nueva Lotería Mexicana constó de 27 piezas que Enrique realizó durante una residencia artística en el Museo de Arte Contemporáneo de SLP, donde vivió durante 18 años antes de partir a Europa. La segunda, concebida en el viejo continente, es más abstracta, de colores más fuertes y representa conceptos mexicanos que no son tan fáciles de identificar con un solo objeto o personaje.

“Me di a la tarea de recrear más ambientes, como en la carta de El chamán, que no es una persona en sí, sino colores. El secuestrado, al contrario de lo que se puede pensar, es de las más divertidas porque parece una caricatura, pero refleja el contexto donde crecí. Quise resaltar también esa parte mexicana de reírse de la tragedia propia”, argumenta Enrique.

En esta muestra, que en conjunto reúne las 54 cartas de laNueva Lotería Mexicana en formato de 120 x 80 centímetros, pueden encontrarse personajes o situaciones como El dedazoLa bestiaEl oro verdeEl magueyEl Chamuco y El Chupacabras, entre otros. 

La serie completa de la NLM —que celebra el 49 aniversario del Museo Francisco Cossío con la colaboración de la Secretaría de Cultura de SLP— forma un proyecto de exposiciones simultáneas junto con la retrospectiva 40° 20’ Latitud (del Centro de las Artes de San Luis Potosí Centenario) y la pieza del mes en el Museo de Arte Contemporáneo de SLP. El proyecto cuenta también con la colaboración del Colegio de San Luis.

Entre las tres exposiciones vigentes hasta febrero del 2020, se logró reunir alrededor de 200 obras del artista, las cuales describe como huellas de los lugares donde ha vivido y creado, “hablo  de un recorrido espacial, de una estética global y de un lenguaje universal del arte”.