Niveles de hambre y desnutrición podrían duplicarse durante pandemia

Niveles de hambre y desnutrición podrían duplicarse durante pandemia

La pandemia de Covid-19, ha puesto en riesgo los logros que hasta la fecha se han alcanzado en la reducción del hambre y la desnutrición y, podría generar un aumento acelerado de sobrepeso y obesidad, señaló Anabelle Bonvecchio Arenas, directora de Investigación en Políticas y Programas de Nutrición.

“Los niveles de hambre y desnutrición podrían duplicarse durante la pandemia, por lo tanto a medida que se adoptan estrategias para frenar la propagación del virus, es necesario que se garantice la cantidad de alimentos suficientes para grupos vulnerables”, refirió la experta.

En la conferencia de prensa para dar a conocer la evolución de la pandemia de coronavirus en nuestro país, la experta en nutrición, informó que en México más del 55% de los hogares tienen algún grado de inseguridad alimentaria, es decir incapacidad de satisfacer su sana alimentación.

Refirió que la niñez en nuestro país, enfrenta dos problemas: la desnutrición crónica y el sobrepeso y obesidad. Es decir que el 14.2% de menores de cinco años presentan desnutrición crónica y casi 7% presenta sobrepeso u obesidad. “Antes de Covid-19, 1.4 millones de niños y niñas mexicanos ya tenían un problema de desnutrición crónica y de obesidad”.

Anabelle Bonvecchio, informó que la crisis de coronavirus, afectará principalmente a los grupos de la población más vulnerables. “Las situaciones de emergencias profundizan problemas de seguridad alimentaria, los altos precios de alimentos reducen la diversidad y calidad de dieta y para algunos la cantidad”, refirió.

Ante ello, los sectores vulnerables, podrían aumentar el consumo de alimentos ricos en energía, azúcar, sal y grasa, de baja calidad nutricional y podrían disminuir el consumo de alimentos frescos, como verduras, frutas y alimentos de origen animal.

En tanto, la jefa de Política Social de UNICEF México, Catalina Gómez Mena, advirtió en la conferencia diaria que la propagación del nuevo coronavirus provocará un aumento de la pobreza y mayores afectaciones entre la población más vulnerable, debido al escalamiento de los precios de los alimentos.

“Según estimaciones, el porcentaje de la población con un salario inferior al costo de la canasta básica aumentará en el segundo semestre de 37.3% a 45.8%, lo que a su vez aumentará la población en condición de vulnerabilidad, seguridad y pobreza”, señaló.