Concamin alerta por crisis de restaurantes en CDMX, Edomex y Puebla

Concamin alerta por crisis de restaurantes en CDMX, Edomex y Puebla

Debido al semáforo rojo por Covid-19 en el que se encuentran la Ciudad de México, el Estado de México y Puebla, la industria restaurantera ha sufrido severos impactos en su operación y economía, alertó este domingo la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin).

Francisco Cervantes Díaz, presidente de la Concamin, hizo un llamado a las autoridades de esas entidades para encontrar “fórmulas que permitan a los empresarios restauranteros operar sus negocios en concordancia con sus políticas sanitarias”.

“No pueden mantenerse sin tener al menos una fecha cierta y segura para su reapertura proveniente de las autoridades, para poder tomar decisiones sobre la viabilidad de sus negocios”, alertó Concamin.

Aseguró, a través de un comunicado, que la pandemia de Covid-19 ha llevado a las autoridades a establecer políticas sanitarias diferenciadas en sus respectivas entidades, de manera que la industria restaurantera ha podido funcionar con menor alteración en los estados con semáforo verde, amarillo o naranja.

Destacó además el caso de Morelos, que aunque se encuentra en semáforo rojo, se lograron acuerdos que han permitido que las acciones sanitarias del gobierno no se vean afectadas por la operación regulada de esta industria.

Cervantes Díaz señaló, no obstante, que este caso no aplica para los restaurantes en los estados de Puebla, Estado de México y Ciudad de México, por lo que expresó preocupación.

“En esas entidades, en las que lamentablemente el registro de contagios y de fallecimientos se ha disparado, la industria ha señalado que después de tanto tiempo con las puertas de sus negocios cerradas, tiene que sostener el pago de sus nóminas, obligaciones laborales y fiscales además del pago de rentas y a bancos”, se explicó,

La Concamin indicó que la situación para la mayoría de restaurantes en estas entidades se está volviendo insostenible.

“No podemos dejar que esta industria, que genera gran cantidad de empleos formales y es fuente segura de importantes contribuciones fiscales, desfallezca”, apuntó.