Por “conflicto de intereses”, Monreal propone regular calificadoras de riesgo

Por “conflicto de intereses”, Monreal propone regular calificadoras de riesgo

Ricardo Monreal Ávila, coordinador de Morena en el Senado de la República, propuso ayer, domingo, regular la operación de las calificadoras de riesgo en México por “conflicto de intereses”.

En una publicación en su cuenta de Twitter, el morenista indicó que las agencias han sido promovidas desde “la doctrina neoliberal” para evaluar la solvencia económica de empresas, privadas o públicas, de Estados, de instituciones bancarias y de seguros por medio de una calificación.

“El impacto de las empresas calificadoras de riesgo y los conflictos de intereses que existen en su operación hacen necesaria una regulación que garantice su objetividad”, escribió Monreal Ávila.

Manifestó que las calificaciones se han convertido en la posibilidad, o no, para que las empresas puedan contratar un crédito o contar con mejores condiciones de financiamiento o de atraer inversiones.

El legislador aseveró que la operación y regulación de las agencias no son un asunto menor, porque al recibir una mala calificación crediticia se podrían en juego “el desarrollo de los países”.

Ricardo Monreal aseguró que según la Organización de las Naciones Unidad (ONU), las tres grandes agencias de calificación crediticia, (Standard & Poors, Moody’s y Fitch Ratings) tienen una influencia excesiva sobre las decisiones de los préstamos, condiciones e intereses de la deuda soberana de los países.

Según el morenista, la ONU a través de una experta, recomendó reformar “urgentemente” su modelo de operación y suspender la emisión de calificaciones de crédito durante las crisis, como la de la Covid-19 y revisar los criterios de las agencias.

Añadió que el tema de la regulación de las agencias de calificación no es nuevo y dijo que, en el caso de México, “este debate deberá llevarse a cabo tarde o temprano”.

“Las democracias no pueden darse el lujo de no debatir, de no discutir o de no tomar decisiones en temas que atañen a las y los ciudadanos, a la economía, al combate a la corrupción, al combate del pensamiento único o tecnocrático, o a las finanzas públicas. De este tipo de debates depende que una democracia se consolide y/o se fortalezca por el bien de todas y de todos”, concluyó Monreal.