Programas sociales de AMLO llegan a menos personas, son insuficientes y no beneficia a los pobres

Programas sociales de AMLO llegan a menos personas, son insuficientes y no beneficia a los pobres

Los programas sociales del gobierno federal no benefician a los más pobres, como ha señalado el presidente Andrés Manuel López Obrador, y llegan a menos personas que en años anteriores.

En 2020, un 30% de los hogares mexicanos recibían algún programa social del gobierno federal, pero estas ayudas no llegaron precisamente a los más pobres como ha señalado el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La política social del gobierno se concentra en programas con transferencias directas de dinero, principalmente para adultos mayores, personas con alguna discapacidad, jóvenes y trabajadores del campo.

Según un análisis de los datos de la Encuesta de Ingreso y Gasto de los Hogares (2020), realizado por el Instituto de Estudios sobre Desigualdad (INDESIG), los hogares más pobres reciben casi los mismos beneficios sociales que los más ricos.

Un 37% de los hogares más pobres (decil I) son beneficiarios de programas sociales, mientras que en los hogares más ricos (decil X) son beneficiarios el 22%.

De acuerdo a la ENIGH 2020, los beneficios provenientes de programas gubernamentales pasaron de 26.7 millones de pesos a 41.7 mdp entre 2018 y 2020.

Pero la distribución de estos ingresos tampoco benefició a los más pobres. El análisis de INDESIG señala que la política social del gobierno de López Obrador es menos redistributiva, pues 10% del monto total de transferencias llega a 10% los hogares más pobres, en comparación con el 18% que se distribuía en 2018.

Mientras que el 10% de los hogares más ricos se quedan con el 8% de los recursos de estos programas.

Según la ENIGH, el dinero que reciben los beneficiarios de los programas sociales aumentaron respecto a los cuatro años anteriores. En 2016 recibían en promedio al trimestre 982 pesos; para 2018 el monto fue de 775 pesos. En 2020, el ingreso a través de estos programas fue de 1,166 pesos al trimestre, lo que significa un aumento del 50.4% respecto a 2018.

Sin embargo, el análisis de INDESIG muestra que aunque el monto de las ayudas aumentó no lo hizo para beneficiar a los más necesitados: en los hogares más pobres los recursos de programas aumentaron 30% pero en los hogares más ricos aumentó 48%.

Llegan a menos personas y son insuficientes

El alcance de los programas sociales del actual gobierno también sugiere un retroceso, según INDESIG. El año pasado, estos programas llegaron al 35% de los hogares más pobres, en 2016 la ayuda social llegaba al 61% de estos hogares.

El análisis pone como ejemplo el programa Prospera, creado en el sexenio de Enrique Peña Nieto, otorgaba ayudas monetarias a los hogares en situación de pobreza para atender tres factores: alimentación, salud y educación.

En su lugar se creó el programa de Becas para el Bienestar Benito Juárez, que dará apoyo monetario a estudiantes desde educación inicial hasta universidad, pero ya no atiende los mismos rubros que Prospera.

En 2018, Prospera llegaba al 18% de los hogares de todos los deciles económicos, actualmente ningún programa social supera ese alcance. Becas para el Bienestar Benito Juárez tiene un alcance de 6% y la Pensión Adultos Mayores 15%.