Putin dice ante el G20 que reducir las emisiones no es suficiente para combatir el cambio climático

Putin dice ante el G20 que reducir las emisiones no es suficiente para combatir el cambio climático

El presidente ruso, Vladímir Putin, afirmó hoy que reducir las emisiones de gases de efecto invernadero no es suficiente para luchar contra el cambio climático y que es necesario aumentar su absorción.

”Quisiera subrayar que, en nuestra opinión, reducir simplemente las emisiones no es suficiente para resolver el problema del calentamiento global”, señaló por videoconferencia en la cumbre de líderes del G20.

«Tenemos que incrementar la absorción de los gases de efecto invernadero y aquí Rusia, como una serie de otros países, tiene unas oportunidades enormes” para aprovechar el potencial de absorción de los bosques, la tundra, tierras agrícolas, mares y pantanos, dijo.

Explicó que Rusia planea para ello mejorar la calidad de la gestión forestal, aumentar las áreas de reforestación, ampliar las zonas de protección natural e introducir nuevas tecnologías agrícolas.

Rusia, dijo, se enfrenta a la desertificación, la erosión del suelo y al derretimiento del permafrost, que representa una parte importante de su territorio.

Señaló que en Rusia la temperatura media anual ha aumentado 2.5 veces más rápido que la global y que, durante la última década, se ha incrementado en 0.5 grados.

En el Ártico el ritmo de calentamiento es incluso mayor, añadió.

Putin, quien no viajará a la cumbre del clima COP26 que arranca hoy en Glasgow (Reino Unido), dijo que Rusia cumple todas sus obligaciones y toma pasos para mejorar la eficiencia energética de la economía, modernizar la industria eléctrica y disminuir las emisiones asociadas a la producción del petróleo.

El mandatario indicó que la energía baja en carbono ”se está desarrollando a buen ritmo en Rusia”.

”Hoy en día la proporción de la energía de fuentes prácticamente libres de carbono supera el 40 % en la cesta energética rusa, y teniendo en cuenta el gas natural, el combustible con menor contenido de carbono entre los hidrocarburos, esta proporción es del 86 %”, señaló.

Aseguró que durante los últimos 20 años la huella del carbono en la economía rusa ha caído de media un 2.7 % al año, ”más que en el mundo en su conjunto e incluso más que en los países del G7”.

Putin recordó que Rusia quiere alcanzar la neutralidad de carbono como más tarde en 2060 y que durante las próximas tres décadas, aspira a reducir el volumen de emisiones netas de CO2.

El mandatario apoyó planes de largo plazo con ”todos nuestros socios” para implementarlos como prioridad, pero subrayó que los principios deben ser la ”neutralidad tecnológica” y la evaluación ”objetiva” de la huella del carbono de los diferentes tipos de generación energética, pues la de la energía solar ”es cuatro veces mayor que la de la nuclear, según datos científicos”, dijo.

Putin pidió además a la comunidad internacional apoyar los proyectos medioambientales más eficaces.

Propuso que los expertos elaboren un ránking de los mismos teniendo en cuenta su rendimiento en la reducción de gases de efecto invernadero en la atmósfera por cada dólar invertido.

No descartó que este tipo de proyectos, que permitirían medidas para preservar los bosques en Rusia y en América Latina, resulten ser más eficaces que inversiones en energías renovables en algunos países.

Asimismo subrayó la importancia de que las iniciativas internacionales de lucha contra elcambio climático sean no solo transparentes y justas, sino también incluyan modelos mutuamente reconocidos de contabilidad y de seguimiento de las emisiones de CO2 y de su absorción.