Coparmex propone aumento al salario mínimo para que sea de hasta 172.87 pesos en 2022

Coparmex propone aumento al salario mínimo para que sea de hasta 172.87 pesos en 2022

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) propuso aumentar el salario mínimoentre el 7.5 y 8 por ciento para combatir la inflación, así como un Monto Independiente de Recuperación de entre 15.75 y 19.11 pesos, por lo que en 2022 quedaría de 170.04 a 172.87 pesos.

A través de un comunicado, la Coparmex explicó que el propósito es lograr que el Salario Mínimo General alcance la línea de bienestar familiar, por lo van a continuar con aumentos paulatinos hasta llegar a 228.75 pesos diarios en 2024.

Detalló que la meta es que para una familia de cuatro integrantes, el salario de dos de ellos sea suficiente para la manutención de todos los miembros en 2024, ya que actualmente el salario mínimo supera sólo el 24 por ciento la línea de bienestar individual definida por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

“Para lograr el desarrollo del país es fundamental atender el ingreso de las familias, por ello, desde la Coparmex hemos impulsado el incremento del Salario Mínimo General para lograr que el ingreso de dos personas que trabajan en la formalidad sea suficiente para mantener a una familia promedio mexicana”, indicó el organismo.

Actualmente el salario mínimo que percibe un trabajador  es de 141.70 pesos, luego de que en 2016 la propuesta de “Nueva Cultura Salarial” ha impulsado mejorar el ingreso de quienes menos ganan, con la primer meta que fue la de superar la línea de bienestar individual.

Lograr este propósito “permitirá que las familias puedan satisfacer sus necesidades de alimentos pero también cuenten con condiciones indispensables de transporte, cuidados personales, educación, vestido y esparcimiento”, destacó la Coparmex.

“Adicionalmente, desde Coparmex, hemos invitado a las empresas a que no esperen el incremento del salario mínimo, sino que en la medida de sus posibilidades paguen a sus colaboradores, por lo menos, el salario correspondiente a la línea de bienestar familiar”, afirmó el organismo.

Puntualizó que este incremento salarial sólo debe otorgarse con base en el componente correspondiente a la inflación, para mantener su poder adquisitivo, y sin generar un aumento de precios que dañarían la economía de los trabajadores.

Asimismo, destacó la disposición del actual Gobierno para dialogar sobre esta propuesta del sector empresarial, que corresponde con la política federal para atender a “los sectores más vulnerables de la población”. “Sin duda, cuidaremos que estos aumentos se complementen con un análisis riguroso sobre sus impactos y beneficios”, añadió.