VIH, la otra pandemia de la que nadie habla

VIH, la otra pandemia de la que nadie habla

«El desabasto de medicamentos en el sector salud se agudizó en 2019 debido a los recortes del presupuesto y a los cambios en la compra de las medicinas impuestos por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien asumió la presidencia el 1 de diciembre de 2018.»

Georgina Rendón Hernández

A unos días de haber conmemorado el día Mundial de la lucha contra el Sida, nos recuerda no olvidar a este sector vulnerable, que aparte de sufrir discriminación debido a la ignorancia, ha tenido un desabasto en sus medicamentos que son indispensables para su supervivencia contra esta enfermedad.

Los pacientes con el Virus de Inmunodeficiencia adquirida (VIH) por sus siglas, han tenido que sufrir un viacrucis para conseguir sus medicamentos, los llamados retrovirales que reducen la cantidad de virus dentro del paciente, y mientras sea tratado a tiempo y con sumo rigor, no afectará al individuo de SIDA, que cuando lo hace compromete al sistema inmunológico y aumenta la cantidad de enfermedades en el organismo.

En México hay 320 mil casos activos, mientras que en 2020 hubo poco más de 9 mil procesos nuevos y en lo que va del 2021 contamos con 6 mil 500 nuevos casos, lo que representa un aumento considerable.

Durante los sexenios de Felipe Calderón Hinojosa del Partido Acción Nacional (PAN), y Enrique Peña Nieto del Partido Revolucionario Institucional (PRI), los costos de los medicamentos incluidos los Antirretrovirales (ARV), indispensables para el tratamiento del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), quedaban en manos de la Comisión Coordinadora para la Negociación de Precios de Medicamentos e Insumos para la Salud. Estas operaciones se realizaban a puerta cerrada directamente con las distribuidoras y farmacéuticas.

Con la llegada de Andrés Manuel López Obrador del partido Morena, la situación continúa con la misma opacidad, y el desabasto de los tratamientos ARV encabeza las listas de medicamento faltante.

De 2019 a la fecha las quejas sobre el desabasto de medicamentos ascendieron a 301 reportes, dejando al VIH como cuarta enfermedad con más denuncias por falta de medicamentos, según información del Colectivo Cero Desabasto.

El desabasto de medicamentos en el sector salud se agudizó en 2019 debido a los recortes del presupuesto y a los cambios en la compra de las medicinas impuestos por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien asumió la presidencia el 1 de diciembre de 2018. Fue lamentable ver como algunos enfermos han tenido que recurrir al amparo para recibir los medicamentos de forma gratuita e ininterrumpida y que la Suprema Corte de Justicia (SCJ) tenga que obligar al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y al Estado a garantizar que las personas amparadas reciban el tratamiento médico oportuno.

Pese a esto, el presidente Andrés Manuel López Obrador ordenó en el 2020 a disolver el Fondo de Salud para el Bienestar, también conocido como el de enfermedades catastróficas, para que el Gobierno federal utilizará en otros programas sus 33 mil millones de pesos y sentenciado a muerte a las personas que no pueden adquirir sus retrovirales.

Los pacientes con VIH están en grave riesgo, porque ante el desabasto les están administrando un medicamento que no está prescrito en la guía de manejo antirretroviral, editada por el Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH/Sida. Varios implicados han mencionado que el tratamiento inicial indicado para los pacientes con VIH es el Biktarvy. Sin embargo, desde hace algunos meses en el Hospital de “La Raza” les han prescrito Delstrigo. Y en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), no hay medicamento, y no hay citas médicas.

Los pacientes bajo tratamiento antirretroviral en México, enfrentan la incertidumbre de que su atención se interrumpa por los problemas de escasez, que existen en los sistemas de seguridad social.

En esta semana se celebra el día internacional de la lucha contra el SIDA, y en México vemos que aumentan los contagios cada año, por si fuera poco, el presupuesto para combatir esta enfermedad cada vez disminuye más, y esto facilita la propagación del virus.

Desde este medio le pedimos al gobierno de la 4T que encabeza el licenciado Andrés Manuel López Obrador, a la Secretaría de Salud y al Instituto de Salud para el Bienestar, que asuman su responsabilidad con la salud y la vida de las personas, dando cumplimiento a la efectiva planeación, adquisición, distribución y entrega de fármacos, y que el próximo año el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2022, se destinen recursos para combatir no solo esta enfermedad, sino también las enfermedades del cáncer y tratamiento para la covid-19; de lo contrario pasará a la historia como el gobierno narcisista que dio la espalda a los enfermos.